No saben ganar

Creo, sin temor a equivocarme, que los políticos del PSOE -por mucho que digan lo contrario- no saben ganar ni tampoco perder. La muestra más clara de lo primero, han sido esos casi cuarenta nefastos años que han gobernado (es un decir) en nuestra querida Andalucía.

Porque si hubieran sabido ganar, A) no hubieran cometidos tantos desmanes como han cometido. No me refiero tan solo al despilfarro de los caudales que tenían la obligación de administrar con decoro (tal cual haría un buen administrador) los bienes de todos los andaluces, sino que -también- han actuado hurtando al parlamento un montón de decisiones que deberían haber pasado obligatoriamente por él.

Si hubieran sabido ganar, B) se habrían abstenido de “inventar” tantas empresas públicas, fundaciones, asociaciones y agencias que han sido verdaderos “nichos” de fraudes de todo orden, cuya magnitud tardaremos todavía mucho tiempo en cuantificar.

Si hubieran sabido ganar, C) no hubieran sido tan embusteros y poco respetuosos con los demás diputados del Parlamento de Andalucía. Pero, como acabamos de ver, tampoco saben perder.

Y no saben perder, porque sin haberse producido el cambio de gobierno, ya están calificando a ese nuevo gobierno, con sus motes y apelativos peyorativos a los que recurre siempre la extrema izquierda. Si esta extrema izquierda saliente se atreve a señalar que existe un “pacto de la vergüenza” entre PP, Ciudadanos y VOX, ¿cómo deberíamos calificarlos a ellos?

Decididamente, me reafirmo en mi aserto, los políticos del PSOE no saben ganar, pero tampoco saben perder. ¡¡¡Es su más claro e inconfundible ADN!!!