Rescate de Julen

Son muchas las preguntas que estos días se hace la gente, que nos hacemos todos, sobre lo ocurrido con el pequeño Julen. Cada día que pasa se plantean más dudas, más hipótesis, cada día hay más comentarios… Y un resumen de esas preguntas las queremos compartir con los lectores de El Diestro, con el objetivo de que alguien las pueda responder y nos dé luz a todos, pues todo deseamos que el pequeño Julen aparezca y, además, que se produzca el milagro de que lo haga con vida.

La primera pregunta que lanzamos y que muchos se hacen es si realmente está ahí Julen. Pregunta que tendrá respuesta cuando los profesionales hagan su trabajo en el cerro.

Otra pregunta es si un niño puede caber en un agujero de esas dimensiones y caer hasta el fondo sin quedar atrapado. Y también si un pequeño de esa edad puede hacer la fuerza suficiente, con los brazos y las piernas, para mantenerse en el pozo y evitar la caída.

También se preguntan muchas personas por qué no hay marcas en el pozo; es decir, si el niño pasó por allí deberían existir marcas, movimiento en las paredes del pozo.

Una de las preguntas más inquietantes es si el tapón que aparece en el pozo es el final del mismo pozo, si acaba ahí. Y se une a otra pregunta, si ese tapón se forma con el material que arrastró Julen, ¿por qué se compactó de esa manera y a esa velocidad?

Podríamos añadir más preguntas sobre la actuación de los equipos de rescate, pero entendemos que su proceder es lo más adecuado a la situación y al lugar en el que están trabajando.

Estas preguntas, como hemos dicho, las hemos recogido de la calle, de lo que la gente comenta, de lo que se habla, y son preguntas que no hemos sabido respondernos, por lo que las lanzamos, esperando alguien nos dé una respuesta lógica.