La política no apesta

A uno que le gusta ojear de vez en cuando tratados de los partidos políticos y en ocasiones las hemerotecas, estas me dejan, en la mayoría de las veces, situaciones controvertidas y después de haberlos leídos, nada aclaratorias de tantas mentiras proclamadas en estos vetustos y añejos panfletos que en muchos casos solo sirven para falsear lo que uno está leyendo. Después de haber pasado los cuarenta años de la proclamación de nuestra democracia, perdón, he querido decir de nuestra Constitución. Después de haber visto las mamarrachadas de todos los partidos, de no haber observado ni un ápice de vergüenza, dignidad y decencia en ninguno de estos, me oso en muchos casos en decir que, estas políticas que se manipulan, están llenas de bazofias de todo tipo, es mentira que la política su condición primordial debe ser para el bien común para el resto de los ciudadanos. La política no apesta, lo que apesta son los políticos.

El socialismo, Liberalismo, Conservadurismo, las Derechas y el Totalitarismo—por nombrar los más representados en nuestra España— han dejado huellas, En donde las matemáticas silenciosas han traicionado, en este caso al pueblo, nos llevaron a la ruina con la crisis y ahora cuando, al parecer, creíamos que habíamos cogido el camino bueno, estamos viendo que todo era una falsa, alimentada como siempre por actores que solo buscan el poder. Profesionales de la mentira, la intriga y como hemos visto, los tejes y manejes de todos estos, son culpa nuestra, les estamos dando elecciones tras elecciones los votos para que sigan haciendo lo mismo.

Lo estamos viendo ahora cuando se ha matriculado Vox con sus 12 votos y el resto de los otros votos de la derecha en Andalucía están prestos a regentar esta tierra después de cuarenta años de mandato del PSOE. La mayoría del pueblo andaluz notamos una alegría sana e insólita, y si se me apura esperanzadora para lograr nuevos acontecimientos en favor de este pueblo agobiado por muchas razones por las directrices de los desconsiderados políticos de esas cuatro décadas por los mismos mandatarios. Nos han contado hasta la sociedad encuentros fantasmas de estos tres partidos, me refiero a PP, Cs y VOX. Pero mira por donde estos tres partidos se han enclaustrado en un tema, que, dicho sea de paso, no ha sido bien visto a los ojos de Ciudadanos, eliminado, según dicen los otros partidos las ayudas con la violencia de género, cosa que el quimérico de ciudadanos, creo, que no ha entendido bien el mensaje.Del acuerdo no se mueve una letra sin que PP y Cs, que son los firmantes, de esta ley del Género en Andalucía estén conformes”, han subrayado las fuentes mencionadas, más o menos, que no se bajaran del carro.

Como he dicho antes, y a mi parecer VOX no quiere quitar nada referente a la violencia del Género, lo que considero  es que tanto PP, como Cs se han amordazado juntos y no dan una salida a estos acuerdos, cuanto los hay de mayor envergadura. Creo que VOX lo que quiere es darle más amplitud y rango a que entren en esta apartado de la Violencia  de Género también los hombres y todo tipo de personas. Las cosas de palacio se hablan en palacio. Esto no es tema de programas  de dimes y diretes y emisiones que solo sirven para desencantar y que cada cual entienda a su manea.  El señorito del partido naranja, no hace nada más que poner la zancadilla, ha asegurado en un tuit–creo que se llama así—“que la lucha contra la violencia machista es “una obligación para todos”  y que su partido aplicará el Pacto de Estado contra la violencia de género en todas las comunidades en las que gobierne” Albertito, no se trata de quitar sino de englobar al resto de los habitantes de esta España en ese cartel discriminatorio y con una injusticia. A raíz de estas tan controvertidas charlatanerías he  hablado con una de estas señoras, la cual me merece confianza:  me dice: que esta  es, una ley retrógrada y partidista y que hay que meter—así me lo dijo—a todo ser viviente: Bien es verdad que esta tortilla la tiene que elaborar entre estos  tres  cocineros, por contrario, o, vamos a otras elecciones o nos comeremos los guisos podridos que seguirán metidos en un congelador a la espera de acontecimientos. Esperemos que este próximo martes esta tortilla simbólica esté aderezada para una nueva vida  en Andalucía, mientras tanto  el Alberto de los cojones tiene la palabra para llenar esta tierra de felicidad  y prosperidad en esta nueva Andalucía.