paja en el ojo ajeno

Echemos mano de hemeroteca, y aquí empezamos a copiar y pegar. Referente a la xenofobia, dejó dicho el padre, espiritual, fundador y líder del independentismo vasco, y por tanto del PNV, Sabino Arana que quedó reflejado en periódicos y revistas como Bizcahitarra, Baserritarra y La Patria: “El bizkaino es de andar apuesto y varonil; el español o no sabe andar, o si es apuesto, es tipo femenino.”, “Nosotros, los vascos, evitemos el mortal contagio, mantengamos firme la fe de nuestros antepasados y la seria religiosidad que nos distingue, y purifiquemos nuestras costumbres, antes tan sanas y ejemplares, hoy tan infestadas y a punto de corromperse por la influencia de los venidos de fuera.”“Nosotros a ningún maketo, a ningún españolista odiamos tanto como al español o españolista que, conociendo de alguna manera la historia de Bizkaya, se la da falseada, adulterada y españolizada al pueblo bizkaino, para servirse de él en provecho de algún partido español”, “Gran número de ellos parece testimonio irrecusable de la teoría de Darwin, pues más que hombres semejan simios poco menos bestias que el gorila: no busquéis en sus rostros la expresión de la inteligencia humana ni de virtud alguna; su mirada solo revela idiotismo y brutalidad.”, “El bizkaino es laborioso; el español perezoso y vago”. .

Las frases son interminables, y por ende los improperios: Este hombre es el ideólogo de Javier Arzallus. Basten las mismas para calibrar al personaje.

Este último elemento, refiriéndose a la inmigración dice: “No puede concebirse que los de afuera se conviertan por los votos en dueños de nuestra casa, que así se vaya perdiendo nuestra identidad, ya que algunos no les importa nada, y no estoy hablando de limpieza étnica”, “TENEMOS UN PUEBLO DIVIDIDO. Ha venido mucha gente de afuera. No creo que los vascos nos hayamos portado mal con la gente de afuera, y ahora parece que éstos quieren apropiarse de nuestro país”

Veamos ahora algunas frases de políticos catalanes. A finales del 2012, Teresa Rovira publicó el artículo Lúltim Nadal en el que llegaba a la siguiente conclusión: “El catalanismo ha de basarse en una defensa encarnizada de nuestra identidad y nuestra cultura y del orgullo de ser catalanes. ¿O es que ustedes jugarían a una Catalunya independiente convertida en una inmensa Feria de Abril?”. Heriberto Barrera: “Una de las propagandas del multiculturalismo es que el mestizaje es un enriquecimiento. ¿Por qué? ¿Qué ganamos con que en este momento se bailen en Cataluña tantas sevillanas? Nada. Ni que tengamos aquí unas mezquitas y haya cada vez más musulmanes”.

Qué decir del patriarca Jorge Pujol, el supremacista, racista y corrupto; vemos algo de su pensamiento, refiriéndose a los andaluces residentes en Cataluña: “viven en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual”.  El corrupto por antonomasia se olvida de caras conocidas de andaluces. De Séneca a Diego Velázquez, pasando por Antonio Machado, Federico García Lorca o Pablo Picasso.

El criado de Puigdemont, Torra, no se queda atrás: Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio”.

Sobre la inmigración también tuvo antaño algo que decir el PS; así, Alfonso Guerra consideraba a las segundas generaciones de inmigrantes: “…pueden generar problemas”. Además, resaltó que no son las clases más pobres las que emigran, ya que la aventura del viaje cuesta mucho dinero, sino las clases medias. El propio Pedro Sánchez dijo que “Se pueden guardar las fronteras, pero sin lesionar a las personas. No vamos a abrir las fronteras, que es inviable, sino a gestionar bien los flujos migratorios”. Es fácil suponer que se refiere a quitar las concertinas de la valla de Ceuta y Melilla, al decir “sin lesionar a las personas”, a lo que se comprometió quitar su ministro del Interior, el juez Marlaska, cosa que no llegó a hacer hasta la fecha y olvidándose que quien las ordenó poner fue un gobierno del nefasto ZP.

Hasta Jorge Verstrynge, el otro de extrema derecha y hoy de extrema izquierda, sin saber muy bien de lo que es, incluso él, si bien de autodefine como “Nacionalcomunista”, ve la inmigración con ojos de Vox; así, señala que: “Deportar a los ilegales no es racismo. Eso responde a un planteamiento que todos los partidos populistas defienden, que es: “mi gente primero”. En el caso de Podemos, que también es populista, defiende que primero “los de abajo”, independientemente de qué color de piel tengan. “.

El poner cotas a la inmigración, líderes como Sahara Wagenknectt, del Partido izquierdista alemán Die Linke, ya ronronea con la idea. En este sentido, Verstrynge continúa: “Aquí el PSOE no lo dice, pero sí lo hace. La frontera abierta es la muerte de la democracia. Una frontera es lo que nos permite decidir nuestro destino. Si no hay frontera, nuestro destino lo puede decidir cualquiera.”.

En cuanto a la igualdad de género, con lo que sin pudor alguno el PS critica a Vox y a la derecha en general; el socialista y presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, dice: “Los dirigentes del PP no saben hacer nada sin la chacha y lo cierto y verdad es que no pienso que Cospedal sepa pasar la aspiradora.”.

¿Y que decir de Rafael Sánchez-Acera, portavoz del PS en Alcobendas, que le soltó a la cara de la concejala de UPyD, Marina Hernández: “Muchas…has tenido que chupar para estar en donde estás”?

No se queda atrás IU, o lo que de ella queda, ¡No faltaba más! Diego Díaz Gimenez, concejal de Manilva (Málaga), escribió en su cuenta de Twitter que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, “no es malota sexualmente”. Y el gran podemita, Pablo Iglesias, ¡Gran defensor de la igualdad y de la mujer!, cuando refiriéndose a la periodista, Mariló Montero, dijo “La azotaría hasta que sangrase…”. En sus clases se dirigía a los chicos por sus nombres y a las chicas por su físico.

¿Y el inmigrante que estafó a la Seguridad Social y a su empleado?, que permanentemente denigra al país que lo acogió y a todo lo español, el argentino Pablo Echeminga, perdón Echenique;  que en forma de jota maña cantó aquello de “chúpame la minga Dominga”, mientras las feministas que le acompañaban en el momento se partieron de risa y se pusieron a batir palmas, cuales estúpidas.

Hasta tal punto ha llegado el personal del Partido, que el propio Errejón denunció que en Podemos se ha implantado “Una cultura machista”.

En cuanto a la acusación de fascista por parte de la moralista izquierda y extrema, a Vox; hasta tuvo que exponer Jorge Verstrynge que: “Yo he sido fascistas y por eso sé que VOX no lo es”.

Para más abundamiento, aunque no deja de ser una opinión más; en relación con las acusaciones a Vox, a C´s y PP por consentir los votos del primero; el filósofo Ignacio Gómez de Liaño, declara en una entrevista: “Llaman fascista a Vox, cuando los fascistas son más bien los nacionalistas vascos y catalanes”.

Comulga, asimismo, con la tesis de Vox en cuanto a la supresión de las autonomías. Así declara: “Yo, lógicamente, estoy a favor de la supresión de las Comunidades Autónomas. Como es un asunto que requiere un consenso muy amplio, lo importante es que el debate se abra y que se vean los pros y los contras. Por ejemplo, ¿para qué diecisiete Estatutos de autonomía?”.

Muchos españoles, quedarían asombrados del resultado si se celebrase un referéndum sobre la supresión de las autonosuyas, en lo que el que suscribe votaría si, que no son más que un aparcamiento de políticos que nunca vivieron de otra forma y que ya han pasado por diversos puestos de la Administración y es un coladero de enchufismo y gasto estéril y superfluo. Naturalmente, los que viven espléndidamente de ella votarían no.

Sigamos con la política andaluza, aunque solo sea para desmontarle los chiringuitos que fueron montando a los largo de 38 años de existencia, cuales feria de Abril permanente a lo largo de los mismos.

La mayoría de los votantes españoles (el 40,7%) prefiere que en Andalucía gobierne el PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox antes de que siga haciéndolo el PSOE, según una encuesta de SIGMA DOS que recoge El Mundo. 

La encuesta refleja que los votantes del PP (81%) y de Ciudadanos (73,8 %) son los más partidarios de formalizar un acuerdo con Vox que permita que el PSOE no siga estando al frente de la Junta de Andalucía, una continuidad con la que sólo estarían de acuerdo el 37,9 % de los entrevistados.

Para el 39%, la gestión del PSOE al frente del gobierno andaluz ha sido la causa de que este partido no haya alcanzado la mayoría necesaria para seguir al frente de la Junta, por encima del 25,7% que responsabilizan de esa pérdida de apoyos a la postura mantenida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con respecto al tema catalán.

No crea el potencialmente lector que con las citas vertidas en este artículo se agotan la crítica al cinismo e hipocresía de la cínica e hipócrita progresía, pues abundan a lo largo y ancho de la actual democracia y no hace más que corroborar el refrán de nuestro español: “Ven la paja en el ojo ajeno e ignoran la viga en el suyo propio”.

Esperemos que los ciudadanos vean ambas, paja y viga, que, según las encuestas, salvo las de Tezanos, ya lo están haciendo. Ya no les cuelan la propaganda del buldog, las del nacismo, racismo, de la guerra civil y del miedo a la derecha.

La paja en el ojo ajeno (I)