Manada Alicante ecuatorianos
Momento de la detención de los presuntos violadores (Guardia Civil)

Sucedió en Alicante

Cuatro hombres de entre 19 y 24 años han sido detenidos en Alicante por drogar, violar y grabar en vídeo a una joven de 19 años. Los hechos sucedieron en la pasada Nochevieja en la localidad de Callosa d’En Sarrià (Alicante) y los hombres han sido detenidos el pasado viernes día 4 de enero.

La Guardia Civil ha sido la encargada de detener a los presuntos violadores y, tras ser puestos a disposición del juzgado, se ha decretado la prisión provisional contra ellos como presuntos autores de un delito de agresión sexual, dos de abusos y otro contra la intimidad.

Esta manada no provocará masivas movilizaciones

Tanto la manada de violadores como la víctima tienen algo en común, su nacionalidad, son todos de origen ecuatoriano aunque nacionalizados españoles. Entre ellos, por tanto, no hay miembros ni de la Guardia Civil, ni del Ejército, ni nada que pueda oler a “rancio machismo” y “patriarcado” de origen nacional, es decir, de origen español.

Por tanto, en este caso las feminazis organizadoras de masivas movilizaciones y protestas por otros hechos similares no dicen nada. Aquí tienen una gran duda “moral”: si van contra una “manada” de extranjeros, en este caso ecuatorianos, la gente podría pensar que lo hacen por xenofobia. Por tanto, ante delitos similares que en otros casos provocan un escándalo, en este caso pasa más bien desapercibido.

Volvemos a caer en uno de los grandes problemas que hay en España en los últimos años. Delitos similares no se valoran de la misma forma por el simple hecho de quién sea el delincuente y quién la víctima, aunque todos ellos sean igual de despreciables. En cuanto sale a la luz la nacionalidad del delincuente, el escándalo y la alarma social desaparece como por arte de magia.

Hay manadas de argelinos, de marroquíes, de senegaleses violando mujeres e incluso niñas, pero ahí no pasa absolutamente nada. Lo que importa es la nacionalidad del delincuente porque, si es español, no se puede calificar a los que salen a las calles de xenófobos. Pero nada de esto nos sorprende a estas alturas. Pasa lo mismo cuando se produce la violencia doméstica, cuando esta se da entre parejas del mismo sexo todo el mundo hace chitón.

Patético.

1 Comentario

Comments are closed.