hipocresía socialista

Mucho se está hablando del vídeo publicado por el humorista Ignacio de la Puerta, en el que su hijo, Eduardito, escribe una carta a los Reyes Magos, en la que recrimina a estos que se hayan muerto sus ídolos preferidos y finaliza la misiva revelándoles que su presidente preferido es Pedro Sánchez. Hasta ahí todo bien, es un chiste recurrente que se ha hecho en muchas ocasiones, con Zapatero, con el Rey, o con cualquier personaje público. El lío se montó cuando la cuenta de Twitter del PP difundió ese vídeo, y ahí hemos podido comprobar la hipocresía socialista.

Y es que ese vídeo, en el que se puede entender que se desea la muerte de Pedro Sánchez, ha servido para que los socialistas monten en cólera y para que el Gobierno haya trasladado el mismo a la Fiscalía, por si fuera constitutivo de delito.

Sí, el PSOE ha puesto el grito en el cielo, pero no recuerda cuando ellos han hecho lo mismo con otros dirigentes políticos. Y para muestra un botón en el que podemos comprobar la hipocresía socialista: resulta que la cuenta de Twitter de los socialistas velencianos lanzaba un trino con el mensaje <<El PP ha ido demasiado lejos, llegando a unos niveles de intolerancia inadmisibles en una democracia Desde el PSPV-PSOE mostramos todo nuestro apoyo al presidente @sanchezcastejon>>.

Claro, no recuerdan cuando en el año 2013, dirigentes del PSOE en Alicante guillonitaron a Rajoy, haciéndose una foto con su cabeza cortada. Esta es la hipocresía socialista. Se permiten el lujo de exigir rectificaciones, denunciar y poner el grito en el cielo cuando los afectados son los suyos, pero promueven lo mismo (o peor) cuando se trata del adversario.

Unos hipócritas. Así son los socialistas.