Guardia Civil vídeo labores de rescate Julen
Equipo de rescate de Julen

Todos a una

El rescate en el pozo de Totalán del pequeño Julen ha demostrado que cuando en este país nos ponemos todos a una, lo imposible se puede convertir en posible y lo difícil en un poco más fácil. A pesar de que se luchaba contra la lógica, el empeño de todos en conseguir recuperar el cuerpo de Julen, fuera como fuera, consiguió que se superaran toda clase de adversidades en tiempo récord.

La movilización de maquinaria, de personas y de empresas que llegaron a parar sus trabajos y sus producciones para ayudar de una forma altruista en el rescate. El movimiento de tierras que se realizó en el cerro en tiempo récord, los mineros, guardias civiles, bomberos, ingenieros, psicólogos, sanitarios… todos a una para rescatar a Julen, aún a costa de poner en riesgo sus propias vidas.

Al final no ha podido ser. El resultado final ha sido el que la lógica indicaba en todo momento, pero, a pesar de ello, el esfuerzo, el trabajo contínuo y la pequeña ilusión que suponía el hecho de luchar contra la lógica, provocó que se acabara recuperando el cuerpo de Julen, aunque fuera sin vida.

Personas anónimas que prefirieron seguir manteniendo su anonimato y evitaron las cámaras en todo momento, incluso cuando consiguieron finalizar su trabajo con éxito. Gracias a todos ellos, es un placer y un orgullo saber que, a pesar de la que está cayendo en España en los últimos tiempos, todavía queda mucha gente como ellos.

Gracias.