La felonía de un canalla

Desgraciadamente, junto a la obligada felicitación a mis queridos lectores y mi sincero deseo de parabienes para los españoles de bien -a los otros sólo les deseo que emigren cuanto antes de un país al que evidencian a diario que no quieren-, hay que empezar el Nuevo Año escribiendo sobre lo que, en puridad, si la palabra del Dr. Plagio valiera para algo, no debería ser más allá de un recuerdo triste de un nuevo intento de reedición del frente popular, en pleno Siglo XXI. No olvidemos que el personaje en cuestión, Pedro Sánchez “clon”, ni siquiera tenía escaño en el Congreso y contaba “nada menos” que con el “enorme respaldo” de 84 diputados, fruto de los dos batacazos electorales que él mismo sufriera en 2015 y 2016, tras el no menos espectacular de su antecesor Alfredo Pérez Rubalcaba -el “novato” al que Mr. Falconeti ha intentado recuperar como candidato a la Alcaldía de Madrid- en 2011. Una penosa cifra que habría sido el preludio de la práctica desaparición del Partido Siempre Opuesto a España durante décadas, si su antecesor en el Palacio de la Moncloa hubiera antepuesto el Sentido de Estado al maldito complejo de la derecha española a lo largo de los últimos cuarenta años -largos ya, pues empezó a manifestarse, con más o menos virulencia, desde 1976-.

Desde su llegada, el okupa traidor ha venido dando muestras de su felonía -según el Diccionario de la RAE: “Deslealtad, traición, acción fea”– tras la primera mentira que dijo sin despeinarse en la sesión de justificación de su descabellada moción de censura: “La presento para buscar la estabilidad de España (sic) mediante la convocatoria inmediata de unas nuevas elecciones generales”.

Ciertamente que no estuvo solo en su traición, sino que más allá de sus socios de frente popular, nacionalistas de uno y otro signo, golpistas, populistas de extrema izquierda o filoterroristas etarras y de algunos “colaboradores necesarios” de determinados medios, fue apoyado en esa moción -sería más apropiado llamarla contubernio- por diputados socialistas representantes de esas autonomías cuyos barones “braman” ahora por las atuaciones de su votado aquel 1 de Junio de 2018 -siete meses, que parecen siglos- y “dejan patente” su disconformidad ante los pactos con el nacionalismo golpista que el consorte de la Sra. Gómez -aspirante a “primera dama” que no es ni lo uno ni lo otro- demuestra día sí, día también, y que “consagró” con su humillación ante el dictador fascista catalán el pasado día 20 de Diciembre, justo el tercer aniversario de su primer gran batacazo electoral y, Dios lo quiera, ojalá sea recordada por los millones de españoles de bien -insisto, los que aman a España desde sus distintas ideologías- el próximo 26 de Mayo, para que el trompazo de hace hoy un mes en Andalucía quedé en mero tropezón ante lo que las urnas digan ese día. Y, cómo invitaba al respecto en mi artículo anterior, reitero a los representantes de los partidos políticos a que analicen el Artículo 102 de la Constitución por si lo que en él se recoge respecto a la “…responsabilidad criminal del Presidente… si fuese por traición o cualquier delito contra la seguridad del Estado…” fuese de aplicación a algunas de sus, presuntamente delictivas, bajadas de pantalones con el separatista Joaquín Torra y sus colega Íñigo Urkullu.

Y completo el significado de la primera parte de mi título con esta otra llamada al DRAE, recogiendo dos de las acepciones del término “canalla”: “1.-Gente baja. 3.-Persona despreciable y de malos procederes” -dejo la segunda por si los del PACMA pueden considerar que insulto a algunos de sus “representados” al “compararlos” con el gabinete anuncio del “Viajero impenitente”-, para que el lector vea que no exagero ni me dejo llevar por mi forma de pensar y nadie pueda pensar que me mueve animadversión alguna contra el despilfarrador de recursos públicos y vendedor de saldo de España para mantenerse una temporada más al frente del desgobierno en que nos tiene sumidos.

No olvidemos tampoco la que fue su “mentira institucional” respecto a su obsesión por derrotar al Generalísimo, Francisco Franco: “Los restos del dictador saldrán en unas semanas” dijo nada más llegar para, siete meses después de irlo posponiendo mes a mes, decir que “ya que hemos esperado más de 40 años, tampoco hay prisa por sacarlo del Valle hoy, se puede esperar unas semanas más… o unos meses”, como dijo hace pocos días en un falso resumen de “sus logros” de 2018, ¿se puede tener menos vergüenza? Que cada cual juzgue en su medida y decida el calificativo que “regala” para Reyes a este personaje tan ambicioso como inane y resentido, pero yo le voy a recordar algo que dijo uno de sus antecesores que a su lado, hoy, parecerían auténticos patriotas. Se trata del que fuera Presidente de la Segunda República, Manuel Azaña: “Franco no se rebeló contra la República, sino contra la chusma que se había apoderado de ella”. Pues eso, chusma, a ver si se entera de una vez de lo que son y lo que le rodea, aunque no albergo la menor esperanza.

Porque, qué otra cosa se puede pensar de alguien que ante la foto con el terrorista Otegui -“hombre de paz” para sus socios- de su representante Idoia Mendía en Vascongadas dice que “Ustedes saben perfectamente que en estas fechas, como también en el preludio de las campañas electorales, se suelen hacer fotografías e imágenes de distintos líderes políticos de todas las formaciones. En definitiva creo que no hay ningún elemento para la polémica”. El que fuera presidente casi perpetuo de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, lo calificó de indecente en su artículo “La cena de la vergüenza”, publicado ayer en El Mundo y José Mª Múgica, hijo de una de las víctimas socialistas de ETA, Fernando Múgica, ha pedido la baja de este PSOE traidor ¿Ven ustedes como la primera parte del título de este artículo se ajusta a la baja calaña del personaje?

Y este presidente tan “barato”, que se ha vendido a los enemigos de España por “un plato de lentejas” que para él y su consorte -no menos ambiciosa ni de mejor ralea- se traducen en langostinos de Sanlúcar y otros platos “humildes” a bordo del Falcon gratis total -mascota incluida-, nos está saliendo demasiado caro y no sólo por el coste económico de sus viajes públicos o privados con todo tipo de despliegue de medios -para asistir el pasado Noviembre a la cumbre hispano portuguesa de Valladolid (180 Km), movilizó un helicóptero, un Airbus y el citado Falcon, además de enviar el coche oficial a su aeropuerto, para los 8 Km que lo separan de la ciudad- y repetidas vacaciones de capricho -aparte de inmerecidas, ya que sus siete meses de “actividad” no han devengado los más de 20 días disfrutados- en residencias remodeladas al efecto para que no “les falte de n’a” a tan ilustres huéspedes que todo se lo merecen. Gastos que el gobierno declara “secreto de Estado” para disimular su despilfarro a manos llenas, cual nuevo rico, a costa del contribuyente al que sigue friendo a impuestos para regalar fondos a los que lo mantienen en la poltrona. Mientras, se ríen de los españoles explicando ayer desde Moncloa que su famoso viaje a Castellón para asistir al Festival Internacional de Benicasim, que supuso la apertura exclusiva de su aeropuerto cerrado, con la excusa de visitar a la alcaldesa y al “colega” de la Generalidad valenciana, en respuesta a la solicitud de información del PP valenciano supuso un “ gasto total computado por el Departamento de Protocolo los días previos, de 282,92 euros”, lo que ha sido objeto de toda clase de chanza en las redes sociales y medios de comunicación, en uno de los cuales, un oyente comentaba que desde ahora pediría el Falcon “en lugar de comprar su abono de transporte mensual”, pero al copista plagiador le da igual, sus medios y tertulianos afines lo justifican todo. Más le valdría al clon zapaterino aprender de su homólogo irlandés, Michael D. Higgins, que para su desplazamiento a Gran Canaria para celebrar la salida y entrada de Año ha utilizado un vuelo regular de la línea de bajo coste Ryanair, 100 €. Se ve que su seguridad vale menos que la de nuestro “alto” -1’90- mandatario.

En definitiva, seguimos asistiendo a la sublimación del esperpento por parte de este mentiroso compulsivo que no tiene ningún reparo en desdecirse y que lo mismo dice respecto a “su” tesis escrita a base de copia y pega por otro u otros, que “ha habido un fallo en una reseña que va a ser subsanado en una nueva edición del libro y a partir de ahí, si el Partido Popular quiere que comparezca en el Senado, compareceré”, para luego no asistir, según un desconocido portavoz del PSOE en la Cámara Alta, porque Sánchez “no va a contribuir al lodazal en el que el PP quiere convertir al Senado” -debe ser que ya tiene bastante con el suyo propio-, que propone al grupo parlamentario socialista el compromiso de “asumir el código ético del PSOE”, con una serie de medidas entre las que citaba ampulosamente -como es él- “la publicidad y la transparencia total en relación con las actividades de los parlamentarios, sus agendas y los viajes…”. Se ve que esto último lo dijo cuando era Pedro Sánchez y no el presidente “presidencial”, que hace “lo que quiere en el parlamento”, como hubiera justificado su “vice” de Cabra, la inefable Carmen Calvo “Pixie”.

Y en lo que no deja de ser una “inocentada”, con maldita la gracia, pero con el peligro que entraña viniendo de quien viene, el pasado 28 de Diciembre, en su delirio triunfalista en el que se atribuyó como propios algunos logros de la etapa de Rajoy, ante una pregunta sobre su opinión respecto al resultado de las elecciones andaluzas y el previsible cambio de gobierno, dejó caer una amenaza con ese engolamiento que le caracteriza: “Advierto de una cuestión. Si eventualmente se produce ese gobierno que usted apunta, y se pone en cuestión o recorta derechos y libertades que estén recogidas en leyes aprobadas en el parlamento de España -no se frenó esta vez pronunciando el nombre de nuestra Nación- o que ponen en cuestión la seguridad de las mujeres, yo advierto de que el gobierno de España -dos veces en la misma frase bien merecen unas vacaciones en La Mareta- utilizará todos los elementos del Estado para defender la seguridad y la libertad de las mujeres”, en lo que se interpreta como una alusión a la aplicación del Artículo 155 que no se atreve a aplicar con su socio golpista catalán. Y es que, como muy acertadamente dijo Francisco de Ayala: “La incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente” y éste, de incompetente lo tiene todo y, mientras no lo echemos, el poder del contubernio con el frente popular que lo colocó ahí, lo detenta también  a través del BOE.

Sea pues este mi deseo para el Nuevo Año, con mi carta a SS. MM. de Oriente, los Reyes Magos -que para alguna víctima de la LOGSE eran los Reyes Católicos-: “Hay que echar al Dr. Plagio de la Moncloa… como sea”, utilizando una coletilla que hizo famosa en su etapa de desgobierno aquel al que éste ha hecho menos malo.

¡Feliz Año Nuevo!

2 Comentarios

  1. Como bien dice el articulista, el señor Falcon ha hecho menos malo al hasta hace poco peor presidente de la actual democracia, el nefasto ZP. Efectivamente, el Doctor NO ha conseguido superar en solo siete meses al que hasta hace poco teníamos por el Sr. de la mayor crisis de la democracia, de la Memoria Histórica y del abuelito fusilado en la guerra civil.
    No estoy muy de acuerdo en que el del vuelo permanente y turista incansable, se vendió por un plato de lentejas a todo aquél que desea lo suyo y nada para el bienestar general; no, se vendió por ocupar, aunque solo sea por unos meses más el sillón de la Moncloa; por lo que pudiéramos parafrasear a Quevedo y Villegas diciendo que era un hombre a un sillón pegado.
    En todo lo demás, no cabe duda que en el artículo se refleja todo lo hecho por ese pequeño hombre de Estado en tan poco tiempo, en sentido dañino para el interés de los españoles y de la nación.

  2. Gracias por el comentario, don José.
    Lo del “plato de lentejas”, obviamente, era en sentido figurado por lo “barato” que se ha vendido este traidor con tal de sentarse en la poltrona de Moncloa, sin miramiento ni escrúpulo alguno. Un golfo en toda regla este “pluridoctor”.
    Un abrazo,

Comments are closed.