convención

Hoy el Partido Popular inicia una convención nacional. Bajo el lema “España en libertad”, el PP se reúne este fin de semana en Madrid, en una convención ilusionante que se celebra con el objetivo de reforzar el proyecto político de los populares, abriéndolo a una sociedad a la que es necesario escuchar.

Como bien dicen los populares, el Partido Popular ha de escuchar a la gente y también debe saber explicarse a la sociedad. Porque ese ha sido uno de los grandes problemas del PP a lo largo de estos últimos años, que se ha desconectado de la sociedad, se ha alejado de la gente y no ha sabido explicar las cosas que hacía y los porqués, centrándose en la gestión y en sacar a España del pozo en la que la había situado la izquierda. Y a lo mejor si eso se hubiera explicado bien las cosas habrían sido distintas.

El Partido Popular este fin de semana ha de definir muchas cosas. Y se ha de renovar, para acercarse a la gente de una manera directa y más sincera. Se ha de escuchar a la gente, pero se ha de tener muy presente, en el día a día del partido, al afiliado, al que cada día da la cara por el PP en su trabajo, con sus familiares y amigos, en su entorno. El afiliado ha de ser escuchado y tenido en cuenta y se le ha de dar la importancia que tiene, porque el afiliado es el alma del Partido. Porque el PP es lo que es gracias a sus afiliados.

Y estoy seguro de que estas tareas Pablo Casado las tiene muy claras y las va a hacer muy bien; para crear el Partido Popular del siglo XXI, un Partido Popular que siga liderando España.