Hay que hacer la foto

Todos sabemos, que para que queden recuerdos indelebles de los acontecimientos que vivimos a lo largo de nuestra vida, es indispensable obtener testimonios gráficos de los mismos. Y no solo de las personas, sino de los paisajes rurales y urbanos, de los accidentes geográficos, de las carreteras, de las industrias y en fin de todo lo que nos rodea. Y, también, de otros datos como magnitudes relacionadas con la política, la economía, o cualesquiera otras informaciones que precisemos. Es la única manera de poder comparar en el futuro las variaciones experimentadas en las cosas de nuestro rededor o de las más lejanas.

Afortunadamente estamos en el siglo XXI y tenemos a nuestro alcance las herramientas que nos permitirán almacenar todo ello en un adminículo que ocupa muy poco espacio y con garantía de perdurabilidad. Viene esto a cuento, porque el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía, debe andarse con prisas para hacer la foto de cómo está todo en este momento para que cuándo pasen los años no haya posible contestación por quien pudiera dudar de ellos. Me refiero a que hagan la foto de todo lo retratable, sin excluir nada. Por decir algo, se puede “retratar” un documento que señale, por ejemplo, el número de asociaciones, agencias y demás organizaciones creadas innecesariamente por los anteriores gobernantes.

En esto, naturalmente, no incluyo las urgentes auditorias que sean precisas para, en este caso, descubrir lo que ha pasado antes de ahora. Por si a alguien le pudiera quedar duda de lo que he expuesto, lo resumo a continuación: Fotos de todo lo retratable y auditorías de todo lo auditable.