Policías franceses entran en España inmigrantes

Menuda vergüenza

La tomadura de pelo hacia España gracias al infumable gobierno de Pedro Sánchez no tiene límite alguno. Lo que está haciendo la policía francesa siguiendo órdenes de su gobierno y con la connivencia del gobierno español es escandaloso.

La policía francesa traslada inmigrantes en una furgoneta camuflada hasta la frontera de Francia con España en Irún. Una vez allí, deja a los inmigrantes en medio de un puente que es mitad español y mitad francés, para que los inmigrantes entren tranquilamente en España y para que de esa forma seamos nosotros los que nos hagamos cargo de esas personas.

Preguntado el ministro del Interior, Grande-Marlaska, sobre el asunto, hace el pío pío que yo no he sido y a otra cosa mariposa.

Produce vergüenza ajena la absoluta incapacidad de este gobierno que padecemos, gobierno a quien toma el pelo todo el mundo sin que sea capaz de hacer nada y nos hace asumir a una población que ni siquiera había llegado a España, como si aquí no tuviéramos suficiente con lo que tenemos.

Y por otro lado está ese personaje que es ministro del Interior y que se llama Fernando Grande-Marlaska. Su incompetencia y su servilismo no es de recibo y somos muchos los que esperábamos algo más de él. De vergüenza todo, absolutamente todo lo que gira alrededor de estos auténticos incompetentes que forman parte del gobierno de España. Desde el presidente hasta el último secretario de estado.