Enric Sopena pelota Pedro Sánchez
Pedro Sánchez y Enric Sopena

De vergüenza ajena

Se puede tener una ideología u otra. Se puede estar más de acuerdo con un partido que con otro, ser de derechas o de izquierdas, pero lo que no se puede hacer nunca, lo que es asqueroso, es ser un pelota redomado.

Y esa es la conclusión a la que cualquier persona puede llegar tras leer el editorial que Enric Sopena publica sobre Pedro Sánchez en su diario elplural.com. Atentos al titular porque quien lea ese titular ya se puede imaginar de qué irá el artículo: “La segunda ‘revolución’ socialista, a punto de empezar“. Y lo peor no solo es el título, lo peor viene después en el subtítulo: “El presidente Pedro Sánchez presentará un plan con el que habrá un antes y un después en la historia moderna de España“.

El artículo de Sopena rezuma peloterismo por los cuatro costados. Debe andar, Sopena, loco por la música y conseguir la mayor cantidad de publicidad institucional que le sea posible. Y ahí anda el antes opusiano y que ha cambiado más de ideología y de militancia que de calcetines, haciendo la pelota a Pedro Sánchez.

Y es que Enric Sopena ya tiene 74 años, nació en 1945, pero ni siquiera el paso del tiempo ha conseguido volverle una persona con algún tipo de principio o de vergüenza. Ahí sigue, haciendo la pelota a un pipiolo, 30 años más joven que él, y que además no tiene ni dos dedos de frente, como si no hubiera un mañana.

Leyendo este artículo de Sopena uno solo puede llegar a una conclusión y esa conclusión nunca puede ser buena para el protagonista. Quien nace pelota y vive de ser un pelota redomado, muere pelota sin que ni tan siquiera el tiempo cure su terrible enfermedad.