estrabismo en las leyes penitenciarias

El Exconsejero Catalán José  Rull recibió un permiso extraordinario para visitar a su hijo en vísperas del día de reyes en un hospital—leído solamente en dos periódicos  de tirada nacional—su hijo sufrió un duro golpe en la cabeza al caer al suelo, al parecer quedó el chiquillo perdiendo  el sentido por unos momentos y ante la alarma la prisión catalana en donde está recluido por motivos que todos conocemos, recibió el permiso de urgencia para así poder ver a su hijo. Pese a que la señora Paula Montero, la directora de la prisión, no tuvo el respaldo del juez de guardia para conceder el permiso, aunque sí la del fiscal, eso sí, escoltado por los Servicios Penitenciarios y bajo custodia policial. El niño felizmente pasó a las pocas horas de la breve estancia en el hospital la noche de reyes regresando a su casa.  Me figuro  que estará bien el pequeño de la familia del  político Catalán,  el cual será juzgado dentro de poco por delitos de malversación y rebelión por la causa del Procés Catalán.

Las leyes  penitenciarias han entrado en un estrabismo que nadie entiende de tal manera que aunque sean presos, el sentido del deber está bien marcado, pero el sentido misericordioso de la pena no debe ser despojado   de lo humano y generoso. Sin embargo esa desviación ocular ha seguido mirando solo hacía un lado. Sin embargo a Eduardo Zaplana, Ministro de Trabajo y Servicios Sociales durante la etapa de José María Aznar,  está en prisión varios años con leucemia y trastornos circulatorios. Fue detenido el 22 de mayo de 2018, acusado de presunto blanqueo de capitales y cohecho en el marco de la Operación Erial. La leucemia es una enfermedad muy grave, yo diría gravísima. No voy a entrar en si lo que es esta enfermedad cualquiera de las tres clases de Leucemia.

Guillermo García-Manero, prestigioso doctor y experto mundial en este tipo de enfermedad,  “recomienda la salida de prisión de Eduardo Zaplana, donde   está en peligro y cada día que el ex ministro y ex presidente valenciano pasa en prisión aumentan los riesgos de una recaída mortal  “en el 100% de los casos”. Políticos españoles se han sumado a la salida de la cárcel para que sea mejor evaluado y en centro hospitalario. La juez que lleva el caso, seguro que tiene un estrabismo según mire hacía un lado o hacía el otro. Aquí pasa algo raro, las manifestaciones desde los partidos políticos, personajes de la vida pública se han manifestado de una manera clara  y oficiosa. Lo mismo que al Turrul de turno se le dio permiso para ver el resultado de la caída de su hijo, en este caso de Eduardo Zaplana, me atrevo en decir que hay muchas personas que su humanidad, sensibilidad y  misericordia y su estrabismo pudiera ser que se llegue tarde que, como dice el Dr. Garcia-Manero sea tarde aunque tenga su tratamiento en la cárcel. Miro al cielo y me digo: ¿por Dios, es lo mismo el permiso del Catalán, que la miseria y la nula misericordia de un enfermo abocado a su muerte por negligencia de un estrabismo  en las leyes penitenciarias? Aquí falla algo.

1 Comentario

  1. Eduardo Zaplana, Ministro de Trabajo y Servicios Sociales durante la etapa de José María Aznar, está en prisión varios años con leucemia y trastornos circulatorios. Fue detenido el 22 de mayo de 2018

    Entonces no puede llevar años

Comments are closed.