Pablo Iglesias Ana Rosa Quintana
Pablo Iglesias y Ana Rosa Quintana

Cómo hemos cambiado

Este programa está realizado por ana Rosa Quintana cuando Pablo Iglesias todavía vivía, o decía vivir, en Vallecas. Es uno de esos ridículos programas, que no me gustan nada, que pretenden hacer una especie de acercamiento del político al pueblo haciendo cosas que no estamos acostumbrados a verle hacer.

Pero lo mejor del programa es cuando Ana Rosa Quintana le dice a Pablo Iglesias que, en breve, es posible que ya no pueda vivir en Vallecas porque podría ser peligroso para él. Lo mejor es la respuesta del podemita, como siempre diciendo todo lo contrario a lo que en realidad hace. Tirando de estereotipos, como en él es ya demasiado habitual, nos cuenta que lo peligroso es el político que vive “en Somosaguas”, aislado, alejado de la gente en sus “chalets” sin saber qué es lo que pasa en la realidad y sin saber tan siquiera lo que cuesta un café.

Conviene dar unos buenos repasos a las hemerotecas para ver lo falsos que son los políticos en general y, sobre todo, Pablo Iglesias en particular. Tampoco han pasado décadas desde aquel vídeo, tan solo tres años. Los suficientes para que el podemita hiciera al poco tiempo lo contrario de lo que decía que iba a hacer.

Hoy, los señores Iglesias Montero, viven en un chalet en el que, según el propio podemita, estarían aislados de la realidad y correrían el peligro de no saber ni lo que vale un café. Protegidos, también, por su “odiada” Guardia Civil. Los Señores de Galapagar viven en su finquita de más de 600.000 euros, con más de 2.500 metros cuadrados de mansión, haciendo lo que les da la gana, como es ya demasiado habitual en ellos.

Y lo peor de todo es que hay gente que todavía confía en ellos, eso sí que es grave.