Carta padres de Laura Luelmo
Laura Luelmo

Han roto su silencio

La familia de Laura Luelmo ha estado siempre en un segundo plano desde que su hija fuera asesinada y alejada de los focos. Pero tras este tiempo de silencio alzan la voz con una queja que tenemos muchos ciudadanos desde siempre y que a ellos, por desgracia, les ha afectado directamente con el asesinato de su hija: el no cumplimiento integro de las penas de los delincuentes.

En el día de hoy, el diario ABC publica una carta de la familia de Laura Luelmo dirigida a las Cortes de Castilla y León tras la celebración el pasado 18 de diciembre de un minuto de silencio por parte de los grupos parlamentarios en un pleno. En esa carta hablan claro y denuncian la que para ellos es la verdadera causa del asesinato de su hija. Acusan al estado de haber “fracasado estrepitosamente al no ser capaz de garantizar el derecho a la vida y a la integridad física de nuestra hija al exponerla a un ser monstruoso que, habiendo pasado por instituciones penitenciarias con el fin último del cumplimiento de su pena y su total rehabilitación para la inserción social, en el momento en que sale en libertad comete de nuevo, en la persona de nuestra hija, los dos actos (asesinato y agresión sexual) por los que fue anteriormente condenado“.

Sienten, y con razón, que lo que ellos merecen ahora por parte del estado no se compensa con un simple minuto de silencio. Sin referirse directamente a la prisión permanente sí que exigen que se revise el Código Penal para que este tipo de delitos se castiguen como merecen, que sean “real y duramente castigados” para que “los asesinos y violadores reincidentes que no tienen ni han mostrado su voluntad de recuperación no puedan seguir violando y matando y las penas por este tipo de delitos se cumplan íntegras“.

Piden, además, que los políticos piensen y reflexionen en todo esto ya que cualquier día les podría pasar a ellos lo mismo que les ha pasado a ellos con su hija. Y añaden que “los monstruos y seres perversos no pueden convivir en una sociedad a la que odian y contra la que van a seguir actuando”.

Muchas de las personas que pusieron el grito en el cielo con el asesinato de Laura Luelmo enarbolando las banderas del feminismo, del machismo y de la violencia de género, suponemos que hoy callarán con esta carta. Lo descrito en ella por la familia de Laura Luelmo es la auténtica realidad y no la que ellos defendían.

Realidad que, además, choca con su petición para estos asesinos ya que en su mayoría se oponen a que tengan condenas más largas, a que cumplan sus condenas al completo y mucho menos a la prisión permanente. Que despierten, este es el verdadero sentir de las víctimas y de gran parte de la sociedad. Algunos, como es el caso de la familia de Laura Luelmo, ya han pagado la incapacidad de su gestión política en sus propias carnes y ahora se les pide que reflexionen sobre ello y rectifiquen.

Tampoco es tan raro ni tan complicado, ¿o quizás sí? Ya nos explicarán por qué algún día, a ver si son capaces. Mis condolencias a la familia de Laura Luelmo, sus palabras están cargados de razón.