bufonadas de Cúchares

Compartimos una nueva anécdota en El Diestro. Hoy hablamos de las bufonadas de Cúchares, en una anécdota que se remonta a 1859 y da una imagen de cómo se las gastaba esta leyenda del toreo. Estas son las bufonadas de Cúchares:

<<Con fecha 5 de septiembre del año 1859 se celebró en Madrid una corrida con seis toros de Aria Saavedra y los matadores «Cuchares» y Cayetano Sanz.

En sexto lugar salió el toro «Mangasverdes», melocotón y cornicorto, con el que «Cúchares», según la revista que leemos, «jugó toreándolo a la navarra y a la verónica, galleándole luego y acabando por sentarse en el estribo a muy corta distancia».

Y seguidamente, después de clavar tres pares de rehiletes en el sitio donde ordinariamente se clavan, dejó uno, con deliberada intención, en la mismísima penca del rabo.

No hay que decir que se armó la obesa y que sobre el señor Curro cayeron los mayores insultos imaginables, pues no era la primera vez que dicho diestro hacía aquella «gracia».

Esto puede dar idea de cómo las gastaba el señor Francisco Arjona y Herrera cuando quería dar que hablar>>.