Arsenio Escolar Ignacio Escolar Julen
Arsenio e Ignacio Escolar

Lo de esta familia da asco

Cuando apenas han pasado unas horas desde el rescate del cuerpo sin vida del pequeño Julen en el pueblo de Totalán, algunos nos siguen demostrando que la vergüenza no la conocen ni por asomo y que son unos auténticos miserables.

Ese es el caso de Arsenio Escolar, Ignacio Escolar. Este vividor de lo público, este saqueador de la publicidad institucional, este pelota que ha vivido toda su vida de hacer la pelota al poder político para que le colocara en prensa, radio y televisión, no ha tenido ni un ápice de vergüenza y ha publicado este mensaje en su cuenta de Twitter:


¿Y eso a qué viene ahora, miserable? ¿No eres capaz de tener ni un segundo de respeto por este niño y aguantar tu bilis y tus ansias de poder unos cuántos días? No puede ser, no puedo imaginar cómo puede caber tanta basura en un cerebro tan pequeño como el de Escolar. No me entra en la cabeza cómo se puede llegar a ser tan miserable.

Los medradores, los pelotas, los abrazafarolas como Escolar, no pierden ni un minuto en sus intentos por medrar y por arrimar el ascua a su sardina para sacar tajada. Son tan impresentables que aprovechan cualquier circunstancia para sacar beneficio propio y para aprovecharse de los demás. No hay por dónde cogerlos.

5 Comentarios

  1. De la prensa en general no me llama la atención nada, dado su pesebrismo hacia los intereses. De estos dos periodistas burgaleses, del hijo veo que nada más Le interesa una parte de la sociedad, la derecha, a la que ataca, parece que la otra parte es la santidad. Yo en su periódico digital Le he pedido más valor y sobre todo más independencia para así poderse proclamar independiente.

  2. Estoy de acuerdo con Arsenio Escolar. Miles de Ancianos Solos, Inconunicados. Olvidados, Desatendodos por las Aminostraviones Publicas y por TODOS los Medios de Comunicacion. Prensa, Radio y Television. EL MUNDO DESCONOCIDO DE LOS MAYORES. No nos quiere nadie aveces ni la familia.

  3. La hipotética inoportunidad de la opinión no quita un ápice de razón, de verdad a lo que esté Sr. dice.
    Yo apostillo, con la mitad de esta atención.

  4. Miserable es no reconocer el exceso de información amarillista en torno a un accidente privado, criticar que se denuncie accidentes financieros que nos roban a todos, y además aderezar lo con publicidad de la esclavitud que supone la utilización para el placer del cuerpo femenino. Cuando dejéis de publicar gracias a la publicidad de la prostitución como el que acompaña el artículo que pone “chicas cariñosas” se os podría tomar en serio. La de la foto no será alguna hija o sobrina de los editores de este “medio” que apoya el proxenetismo, vedad?

Comments are closed.