A un Secretario de Estado del gobierno de Pedro Sánchez le importa poco en qué emplee la Generalidad el dinero que recibe del estado
Gobierno de Pedro Sánchez (Youtube)

Entrevista publicada en El Mundo

La entrevista que hoy publica El Mundo con el Secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, es una de esas entrevistas que podrían calificarse de, como poco, sorprendentes o vergonzosas.

Se le pregunta sobre varios asuntos de actualidad y entre ellos se le hace una serie de preguntas referentes a la subida de sueldos de los funcionarios de Cataluña. La pregunta, en lo que a este asunto se refiere es bastante clara: “¿Cuál es la situación de los trabajadores públicos en Cataluña?” Y Benedicto contesta, yo diría que casi sin inmutarse:

Sabemos que en Cataluña hay conflictos en determinados sectores con los empleados públicos y también sabemos que hay otros conflictos derivados del abono de las pagas extra de los años 2013 y 2014. La Generalitat se ha dirigido a este Gobierno pidiendo dinero para poder hacer esos abonos, pero desde el Gobierno se ha respondido que las circunstancias de Cataluña en ese sentido son las mismas que las de las otras 16 comunidades autónomas: tienen un techo de gasto y ellos sabrán a qué dedican su dinero, qué prioridades cubre. Tienen dinero para pagar esas extras, pero han optado por cubrir otras prioridades.

Y al ser repreguntado sobre el asunto agregó que la Generalidad sí que tiene dinero para pagar las pagas extra a los funcionarios pero que ha decidido utilizarlo para “otras prioridades”, para finalizar diciendo que “no tiene constancia” de que se está utilizando para financiar el golpe de estado.

La despreocupación de este alto cargo de la Administración Pública sobre el dinero que todos los españoles dedicamos a Cataluña es realmente indecente. Su falta de información y su nulo interés por ella produce vergüenza ajena. Una de las principales obligaciones de una Comunidad Autónoma es atender a los ciudadanos, pero también a sus empleados.

Que este hombre haga ese tipo de declaraciones sin despeinarse demuestra hasta qué grado de indecencia llega el gobierno de Sánchez para no molestar a sus socios separatistas. Asco absoluto.

Lea aquí la entrevista completa.