La explosión de VOX
La explosión de VOX

El voto prestado a Ciudadanos y otras consideraciones no muy acertadas

He leído y escuchado todo lo que ha llegado a mis manos y a mis oídos sobre las razones que han llevado a VOX a abrirse hueco entre los grandes partidos de España. La encuesta de ABC sobre lo que desean los votantes de los partidos constitucionalistas de hoy domingo -claramente el pacto PP, Cs y VOX- y el artículo de ayer de toda una autoridad como es mi admirado D. Francisco José Contreras sobre estas razones, han determinado esta reflexión.

La desidia del PP de Rajoy que dio la espalda a la lucha contra el terrorismo en el País Vasco y las experiencias de Santi Abascal y de su padre, fueron determinantes para el nacimiento de este partido que ha tenido en Ortega Lara su icono más reconocido desde sus principios y por las razones consabidas. Que Rajoy abriera las puertas para que liberales y conservadores abandonaran el partido, también ayudó. A partir de entonces, la posición de VOX ante la discriminación que han sufrido los españoles necesitados con respecto a los que llegan de fuera, la criminalización de los hombres con la Ley de Violencia de género y otras leyes de orientación sexual, el mal uso que las autonomías han hecho de competencias transferidas desde Madrid y la indefensión de la nación Española y todas sus particularidades permitida por los últimos gobiernos, han determinado el voto, más o menos, en las elecciones andaluzas. Pocas dudas pueden haber sobre estas afirmaciones. Sin embargo;

No pasaría por alto que los votantes del PSOE, en muchos casos, carecen o se han olvidado de su ideología. Son de este partido como yo lo soy del Betis y lo soy gane o pierda y en algunos casos, incluso deseo que pierda… si ello conlleva una mejora a más largo plazo. Es posible que esto último es lo que hayan hecho muchos votantes del PSOE, algo más de 240.000 según mis informaciones, que en las andaluzas han apoyado a Ciudadanos.

Tendría en cuenta que los votantes más a la izquierda del PSOE, con mayor o menor conocimiento, con más o menos razones y en la mayoría de los casos, no están aferrados a la marca; Partido Comunista, Izquierda Unida, PODEMOS etc. Votan al partido que entienden que protege a los más indefensos. De ahí que sean muchos votantes de izquierda los que han apoyado a VOX.

Ciudadanos por el contrario, es un partido hecho de aluviones. En la mayoría, votantes descontentos de lo que en los últimos años ha propuesto Partido Popular y PSOE. Hoy, “la intención” de sus dirigentes, nada tiene que ver con las de sus votantes. En el momento en que aquellos partidos “reclamen” a sus votantes, Pablo Casado ya lo ha hecho y el PSOE pronto lo hará, Ciudadanos volverá a su lugar.

En cuanto al PP, muy al contrario de lo que dice el mencionado catedrático en su artículo, la aparición de Pablo Casado como líder del PP, ha sido determinante para que este partido no se desangre (más de cien mil han votado a Ciudadanos) e incluso, ha iniciado su recuperación, eso sí, fustigado por los movimientos de VOX. El PP en la comunidad autónoma más hegemónica de la izquierda ha obtenido tres cuarto de millón de votos, mientras que el PSOE, el partido líder e imbatible hasta el pasado domingo, tuvo un millón.

Es cierto que Casado no ha cuestionado la gestión de Rajoy, tan verdad como que el partido ha girado totalmente hasta coincidir, en mucho, con las propuestas de VOX. Dado los resultados, muy por encima de lo esperado, ha recuperado mucha credibilidad. Fíjense si ha girado, que si hoy el líder del Partido Popular fuera Rajoy, todos estaríamos convencidos de que Susana Díaz, en vez de Juanma Moreno, volvería a ser presidenta de la Junta con estos resultados. Don Francisco, hoy Andalucía y España necesitan  de VOX pero también del Partido Popular. Mañana… Dios dirá.