líneas enemigas

Repasando todos los acontecimientos vividos  estos últimos años, todas las audacias  y las mentiras   que nos están acusando  los separatistas  catalanes al resto de España e incluso a los constitucionalistas de las provincias de Cataluña y  habiendo visto todo tipo de desórdenes y  bravatas  en el Gobierno Catalán y los anhelos separatistas,  seguimos con el repelús de siempre, el que nos ahoga un día sí y el otro también a los que sentimos y consideramos a España como eje e unidad dentro de la Constitución Española promulgada en el año 1978 por todos los partidos que engrosaron y refrendaron  la Carta Magna, desde aquellos días aciagos de nuestra transición,  para la convivencia de todos nuestros compatriotas. Estamos hartos de ver vocear a todos los salvapatrias, voceando y dando patadas al viento y resoplar tímidamente como si fuesen burros en los días de celo, les hemos visto estos últimos días, tanto en la provincia Catalana como por los partidos constitucionalistas y sus clones en el resto de las provincias del suelo patrio un silencio que abochorna y nos deja acojonados.

Bien es verdad que el hombre de la calle, los que no pisamos las alfombras del poder hemos ido engordado la marrana, todos nosotros les hemos allanando con nuestras calladas, les hemos dado alas, mientras tanto nuestros gobernantes echando balones fuera. Sin ir más lejos hemos visto al llorica y farsante viajero y jefe del Ejecutivo español en el Congreso de los Diputados hace solo dos días acusando a Casado de “echar gasolina al fuego” y este imputándole de estar gobernando con el apoyo de los que quieren romper España. Entre todos están rompiendo España si no es que ya no está rota, enferma y a punto de morir. España está bloqueada y sitiada por los energúmenos nacionalistas y el lelo del presidente sin saber  lo que hacer con sus íntimos amigos catalanes, los que le apoyaron a entrar como okupa en la Moncloa. Este inquilino y viajero del espacio ha encontrado un filón abierto donde no encuentra la solución y sigue mendigando los presupuestos con los que quieren degollar a nuestra nación. Este engendro de criatura ha perdido el norte, aunque a decir verdad, creo que lo perdió al día siguiente de nacer.

Ese mismo día un representante de los Mossos Catalanes nos puso la carne de gallina diciendo que habrá heridos graves y que no descarta nada de lo que pudiera ocurrir,  mientras tanto los CDR han llamado a filas  al son de  trompeta  a sus infantes a la “guerra” con un llamamiento el día 21 a la “batalla” en la  Casa Llotja de Mar de Barcelona donde está previsto que se celebre el Consejo de Ministros. No voy a entrar si es  un desafío este Consejo de Ministros en estos momentos, aunque a decir verdad, nada ni nadie debe impedir la entrada al Gobierno a celebrar este evento. Pero  viendo el, percal se puede ver el traje. Los desaciertos cometidos por el jefe del ejecutivo no me extraña nada y conociendo a la pléyade de los CDR, pudiera ser también una encerrona por parte de estos beligerantes catalanes. Las trincheras están abiertas y la suerte está echada.