salah

Mohamed Salah, jugador del Liverpool, ha amenazado con abandonar su Club, según diversas informaciones, si este ficha al jugador judío Munas Dabbur, del Red Bull Salzburgo. Un claro ejemlo de racismo que ya ha demostrado en otras ocasiones la estrella del Liverpool.

Y es que aunque Salah se haya definido en alguna entrevista como islamista moderado, parece que dista mucho de ello, salvo que esta sea la verdadera moderación del islam. Un racismo que el deportista ya ha demostrado en otras ocasiones, como cuando en un partido frente al Maccabi Tel Aviv se negó a dar la mano a sus jugadores.

Y aunque el entorno del jugador niega esa situación, esta información ha saltado a todos los informativos de Gran Bretaña. Y es que los antecedentes de Salah dan a entender que estos hechos son ciertos.

Una conducta que debería ser censurada por parte del Liverpool y del mundo del fútbol en general, así como por toda la sociedad, pues es inaceptable que esto ocurra en nuestros días.