Pedro Sánchez Quim Torra
Quim Torra y Pedro Sánchez reunidos (Twitter)

Dos indeseables

El gobierno ha enviado una carta al vicepresidente de la Generalidad, Pere Aragonés, en la que le pide formalmente una reunión entre Pedro Sánchez y el presidente de la Generalidad, Quim Torra. En esa carta, firmado por la vicepresidenta Carmen Calvo, se pide esa reunión para retomar “la senda del diálogo constructivo”.

En ella no se especifica ni fecha, ni hora y Torra no descarta esa reunión aunque preferiría una reunión bilateral entre los dos ejecutivos al completo.

Es evidente que Pedro Sánchez es sabedor que sin el apoyo de Torra, es decir de los golpistas catalanes, no duraría en el gobierno ni dos días más. Ante el miedo del okupa a perder el puesto, no tiene pudor alguno en pedir una reunión con el nazi, Torra, aunque esto suponga una humillación para todos los españoles a los que este indeseable golpista ataca, insulta y amenaza de manera continua.

Tanto Sánchez como Torra son dos indeseables sin vergüenza alguna que hacen lo que haga falta por mantenerse en sus millonarias poltronas. El uno para viajar en avión privado y el otro para seguir con su inmerecido sueldazo que le tenemos que seguir pagando todos nosotros, tan sumamente odiados por él.

Con esta nueva humillación, Sánchez demuestra que hará lo que haga falta y se plegará a lo que le pidan con tal de seguir volando en avión privado y gratis de forma casi continua. Produce indignación ver la forma de actuar de este impresentable okupa que sabe que en unas elecciones cada vez tiene menos futuro.

Mientras tanto, nos sigue vendiendo a todos con tal de mantenerse en el cargo el mayor tiempo posible. Dudo mucho que en toda la historia de España haya habido un gobierno tan miserable y traidor como este.