Oración para Navidad

Con Tu nacencia Señor,

en un humilde portal,

nos mostraste el caudal

de Tu incomparable amor.

Y como eres protector

de nuestras preciadas vidas,

con Tus dulces acogidas,

aumentas nuestro fervor

y al más débil pecador

lo sanas de sus heridas.

 

Cuando llega Navidad,

todo nuestro ser suspira,

al ver que Jesús nos mira

fluyendo Divinidad.

Pidamos con humildad,

al buen Jesús de Belén,

que siga siendo el sostén

de nuestra fe y devoción,

para que en el corazón

solo alojemos el bien.