Gabriel Rufián trolls ataques a El Diestro
Retuit de Gabriel Rufián

Así funciona Gabriel Rufián por Twitter

Todos los que hayáis tenido algún tipo de encontronazo con Gabriel Rufián por Twitter sabéis como funciona este diputado que está a sueldo de todos. Cuando algo no le gusta y le cabrea, le da favorito o retuit a través de su cuenta y acto seguido un ejército de trolls separatistas acude al ataque.

Eso es lo que ha sucedido esta misma mañana a raíz de un artículo que publicamos el pasado 22 de diciembre y que ha tenido una gran repercusión. Parece ser que ese artículo no ha sentado demasiado bien al señor diputado y cliente VIP de Zara. Ha hecho retuit al artículo y nos ha mandado a todo un ejército de trolls a atacar nuestra cuenta de Twitter como si no hubiera un mañana.


Los ataques de los trolls eran básicamente todos iguales. Insultos a España, insultos a la Guardia Civil y, cómo no, insultos a los que hacemos El Diestro. Entre otras cosas se nos decía que el zasca citado ni era zasca ni nada que se le pareciera y que El Diestro es básicamente una web facha y carente de la más mínima repercusión. Cierto es que somos un medio muy humilde, pero no es menos cierto que, para la poca importancia que tenemos, buena molestia que se han tomado en dárnosla y en contestarnos. Entendemos perfectamente que no son más que unos pobres mandados y que no hacen más que seguir a rajatabla las órdenes de su amo.

Y hablando de amos, un mensaje para el amo de este ejército de trolls, que no es otro que Gabriel Rufián. Rufián, ¿por qué no te buscas unos trolls de mejor calidad y que digan algo con un mínimo de sensatez?

Tranquilo, desde aquí vamos a intentar echarte una mano en forma de oferta de empleo.

diputado del congreso busca trolls para que le hagan el trabajo sucio en su cuenta de twitter.

deberá perseguir, insultar e intentar humillar a quien ose criticar a ese diputado.

preferiblemente con dos dedos de frente, aunque se admitirá a cualquier descerebrado. si quiere puede crear una cuenta de twitter solo para insultar y hacer el trabajo sucio que el jefe le ordene.

se gratificará con algún retuit, algún favorito y, si se porta bien, con una palmadita en la espalda y un lazo amarillo con autógrafo del jefe.

absténganse personas sensatas