Leyes perversas en España

Aborto, eutanasia, educación pública doctrinaria, de género, memoria histórica son leyes que causan daños intenciondamente, es decir perversas.

Es una vergüenza que nuestros gobernantes y legisladores de antes y de ahora han legislado y legislan con apoyo de casi todos los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado y han hecho leyes perversas contra la razón humana y la dignidad de la persona, contraviniendo la ley Magna de la Constitución, las que pueden constituir leyes inconstitucionales.

La Constitución aboga por el derecho a la vida, la libertad de los padres al modelo de educación de sus hijos, a apoyar la familia, y a una historia de España real e imparcial. Estas leyes perversas en nuestra sociedad, son un enfrentamiento civil y social, porque van contra la naturaleza natural de las personas, que millones de españoles defienden. El aborto y la eutanasia que se gestan van contra la vida del inicio y finalización de la vida del ser humano, eliminándoles porque la mujer embarazada se cree en el derecho sobre la nueva vida que está en su vientre, y los enfermos terminales o mayores dependientes es un sufrimiento, y se cometen asesinatos en ambos casos. La educación pública única ya doctrinaria que quita la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos, cómo el propósito de la Celaá de que se pase de curso en bachillerato con dos suspensos, bajando el nivel de calidad docente de la mediocridad que está España, según informe Pisa, y no evaluación de la asignatura de religión, que lleva a crear zombis. De género,que rompe a la familia de un padre y una madre y los hijos. Y la memoria histórica, que no es tal por ser acientifica al no ser real, veraz, e imparcial; que lleva a recrear enfrentamientos de hace ochenta años en la sociedad española de las dos españas.

Son leyes que buscan hacer daños intencionadamente. España necesita leyes que sean constitucionales. La modernidad no es la perversidad.

También te puede interesar...


Otras sugerencias



Artículo anteriorLa que nos espera el 21 de diciembre
Artículo siguienteAjustando cuentas con el mozo de espadas
J.R. Domínguez
Hombre de amor a la libertad y al humanismo cristiano en el mundo occidental. Nacido en Córdoba, doctor en Geografía por el Instituto Juan Sebastián Elcano del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Universidad de Zaragoza. Profesor Titular de Universidad de Análisis Geográfico Regional.