Las cigüeñas han llegado a lo alto de la torre andaluza

Poco a poco, paso a paso y día a día estamos viendo, yo al menos, que los dominguillos de Ciudadanos han aprendido mucho, mucho más que las cigüeñas, estas hacen sus nidos, principalmente en las alturas, bien sea en lo alto de las torres y árboles de gran tamaño, su crotoreo les sirve para animar a su pareja e incluso de roedores, lagartijas y otras aves pollos y peces, y al contrario de otras aves, tienen dientes. Aunque a mí tampoco me gustan. Refiriéndome a las cigüeñas y comparándolas a los partidos políticos que tenemos en España, pudieran tener una simbiosis entre estas dos conformaciones, pudieran aglutinarse en una sola manifestación.

El partido Popular y Ciudadanos llevan tiempo desde el segundo día de las últimas elecciones Andaluzas cotorreando sobre el ir y venir para formar el nuevo gabinete andaluz que dicho sea de paso llevamos dos semanas largas y aún siguen en espera de concretar posiciones. A decir verdad y al día de hoy parece ser que se va ajustando las raíces para la formación de un nuevo gabinete para el futuro de Andalucía, todo esto después de bajarse del carro y de haberse columpiado el Caballero de Ciudadanos que habiendo sido el tercero en discordia en estas elecciones, ha querido sentarse en la poltrona del templo político desde el primer día. No sé cómo estará el tal Juan Marín, el Sanluqueño, por lo visto su cara alargada como la bajada de no ser presidente, se le nota—ya que al parecer han llegado a una solución –para ocupar ser el dueño y señor de toda Andalucía.

Toda España y principalmente Andalucía, han visto todos los entretejes y las telas por zurcir en las maniobras de estos dos partidos que, como una pareja de cigüeños, han ido anidando sus nidos hacía lo más alto de sus minaretes del “Reino Andaluz”. Ahí va una pequeña puntada y creada por esta pareja que, como las cigüeñas, hacen los nidos en lo más alto siempre mirando que no se coman los huevos de sus ancestrales vástagos.  Los intereses creados entre estos dos partidos—según algunos periódicos—creen que solamente han sido previstos   estando en el punto de mira el Gobierno andaluz una pieza principal pero no la única en el tablero de juego. Es decir, las miras para próximo gobierno de España. Y, cómo no, Susana Díaz ha entrado en juego donde la política más rastrera se habrá asomado desde el nido de estas dos cigüeñas, mirando de soslayo la poltrona que desde abajo la habrá mirado con nostalgia y una gran soledad.

La clave de todo esto está en lo que dice EM: “Si todos esos argumentos no consiguen convencer a Susana Díaz, PP y Ciudadanos trasladará a la ciudadanía que ha sido el PSOE el que con su bloqueo le ha dado la llave de la legislatura a Vox que, con sus 12 diputados, permitirán previsiblemente que la investidura del presidente de coalición salga adelante. Ciudadanos intenta de esta forma salvar la cara frente a sus socios europeos, que no ven con buenos ojos el pacto con la extrema derecha”, que para mí, digo derecha y que yo la cambiaría exclusivamente por derecha y con toda severidad constitucional. No comprendo como ahora y después de haber visto todas las marranadas que ha hecho la Junta, ahora le piden un favor estos dos partidos que tanto le han dicho de todo lo malo que hay en Andalucía, es ahora cuando la agredida ha sido de siempre sobre el anterior Gobierno andaluz ahora le suplican su silencio para gobernar. Las cigüeñas han llegado a lo alto de la torre andaluza y una queda esperando abajo.