Vergonzosa justificación Junta Andalucía no indemnizar profesor
Susana Díaz

Intolerable

Los hechos sucedieron en 2015. Un alumno que cursaba sus estudios en Andalucía, amenazó de muerte a un profesor, le agarró del brazo y le insultó en medio del recreo. Luego le dio un puñetazo delante de todos los alumnos, cogió un objeto contundente y abrió la cabeza del profesor a golpes.

Pero para remate llega el juicio que se produjo posteriormente. Según la Jefa de la Asesoría Jurídica de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, lo que le había sucedido a este profesor era un “riesgo inherente a su profesión”. Añade, además, en un informe que la causa de la agresión fue “fortuita” y que “la Administración Educativa no intervino en su producción o en la introducción de elementos que favorecieran el accidente”.

La Junta de Andalucía apesta, la mires por donde la mires

Los resultados de las pasadas elecciones en Andalucía no son más que el fiel reflejo de un hecho que toda España conoce: La Junta de Andalucía apesta, la mires por donde la mires. Este suceso, esa justificación de la letrada de la Junta al ataque sufrido por un profesor, que tiene la indecencia de llamar accidente, no es más que una nueva prueba de esa indecencia que es la Junta de Andalucía.

Si en lugar de buscar el respeto por los profesores y proteger su autoridad, se justifican los ataques físicos contra ellos, los insultos y las agresiones no se conseguirá más que educar a cafres, en lugar de personas. No solo es indignante que un alumno haya sido capaz de hacer eso a un profesor, lo es también la justificación vergonzosa dada por parte de la administración andaluza.

¿Y después se preguntan los motivos por los que se les va a echar a todos de una patada en el trasero? Si lo raro es que esa patada no se haya producido antes.