Carlos padre hija secuestra por su madre Ley violencia de género
Perfil de Twitter de Carlos Salgado

Las mujeres pueden hacer lo que quieran

Muchos hombres somos tremendamente afortunados por no estar con mujeres sin escrúpulos que utilizan una vergonzosa ley que les permite todo y que utilizan en su propio beneficio, a pesar del grave perjuicio que le esté causando no solo al hombre, también a sus hijos.

Esa suerte no la ha tenido Carlos Salgado con su ex-mujer. Carlos está sufriendo un terrible calvario por no haber podido ver a su hija durante dos años, ya que ha sido secuestrada por la madre de esta amparándose en la permisividad de las leyes españolas con las mujeres. A través de un hilo de Twitter publicado en julio de 2018, Carlos empieza el relato de su terrible historia de esta forma.


La historia es de las más terribles y angustiosas que podamos haber leído. Carlos, tal y como relata en su hilo de Twitter, dedica en estos momentos su vida al completo en intentar recuperar a su hija vilmente secuestrada por su madre gracias a una vergonzosa pasividad de los juzgados, totalmente maniatados por unas leyes por las que el hombre queda en una indefensión absoluta y con una indefensión palmaria.

Carlos sigue relatando su tremenda historia. Una historia que nos deja absolutamente sobrecogidos.

Historias de hombres sufriendo la injusta Ley de Violencia de Género hay muchas. Pero pocos se atreven a hacerlas públicas por si pudieran perjudicarles en las causas que tengan abiertas contra sus ex-parejas. Desde este momento ofrecemos a todos esos hombres, abuelos y niños que estén sufriendo esa injusta ley un espacio en El Diestro para contar y difundir sus historias.

No podemos seguir permitiendo que el primero en incumplir la Constitución sea el propio gobierno haciendo leyes como estas con las que se acaba con la necesaria igualdad de todos los españoles ante la ley. No podemos seguir permitiendo que haya tantos hombres y sus familias con la vida completamente arruinada debido a una ley que les persigue y que ni siquiera escucha su versión.

La Ley de Violencia de Género se debe modificar de inmediato igualando en derechos tanto al hombre, a la mujer y a los olvidados de siempre, los niños.