Mensaje Fin Año Quim Torra
Quim Torra

Más peligroso que una caja de bombas

Parece que la reciente reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra para lo único que ha servido es para que el presidente de la Generalidad se venga arriba y se ponga todavía más chulito. Pedro Sánchez debió evidenciar demasiado en aquella reunión su perentoria necesidad de que el golpismo catalán le mantenga en el poder y Torra se sigue aprovechando de ello.

En su reciente mensaje de Fin de Año, el engendro que preside la Generalidad ha seguido con sus mensajes en tono a amenazador y ha arengado al independentismo, entre otras cosas, a “realizar el mandato democrático de libertad, para rebelarse ante la injusticia y para hacer caer los muros de la opresión”.

También ha comparado el sufrimiento de los golpistas encarcelados con el sufrimiento de las personas que sufren “por muchas razones diferentes” como “una enfermedad, por la pérdida de un ser estimado, o por las privaciones y la pobreza” o por “la devastación y la muerte causada por grandes catástrofes naturales”, ahí es nada.

Una buena sarta de tonterías

Lo de este peligroso sujeto es muy fuerte, no tiene problema alguno en decir una buena sarta de tonterías o en manipular datos, pero siempre a su conveniencia, como el dato que dio en este mismo mensaje diciendo que el 80% de los catalanes estaban a favor del independentismo. No es ese precisamente un dato que se haya visto reflejado en las recientes elecciones autonómicas.

Mientras tanto, sigue estrujando a Sánchez ante la evidente necesidad que este tiene del golpismo para seguir unos meses más al frente del gobierno de España. Hay que ver los amigos con los que cuenta Sánchez para mantenerse en el poder, son lo mejor de cada casa. Los más impresentables. Pero a este presidente del Gobierno eso le da igual, lo único que le importa es él y mantener su puesto el mayor tiempo posible. ¿Se puede ser más patético y traidor?