La figura del director de lidia es muy importante en el desarrollo de los festejos taurinos, y ya hemos hablado de ella en otros artículos. Y en relación al director de lidia os traemos una anécdota protagonizada por Francisco Montes, «Paquiro», que, aunque en otra época y otras condiciones ejercía de director de lidia:
<<Muchas veces se ha escrito, en el curso de los años, de aquella reprensión del célebre Francisco Montes, «Paquiro», al famoso José Redondo, «el Chiclanero», yendo éste de banderillero con aquél, por haberse pasado una sola vez en falso, o sea, sin clavar. Le ordenó que se fuera al callejón y no saltara al ruedo en toda la tarde, diciéndole: (Los toros según Paquiro)

— Para que aprenda usted cómo se banderillea a los toros.

En otra ocasión —esto ocurría en 1850 —, después de torear Cayetano Sanz superiormente de muleta a un bravo toro de Veragua, se armó para matar, y en aquel momento, el maestro Montes le cogió por la cintura, y empujándole hacia el lado derecho, le hizo perfilarse mejor con el testuz de la fiera, al propio tiempo que le decía:

— ¡Ahora! ¡Cítale y recíbele!>>.