Hijos de los Dioses

Desde siempre hemos escuchado la expresión “tiene un don” al referirse alguien a alguna persona con alguna cualidad escasa entre los demás. Pero muy por encima de estos, están los “hijos de los dioses” esos que consiguen movilizar a la sociedad en sus muchos aspectos. El don de estos es muy superior al de esos otros de nuestra vida cotidiana.

A los de escasa imaginación los remitiré a la mitología griega; Aquiles hijo de la diosa Tetis y a Hércules, hijo de Zeus. Para los menos amigos de la mitología, recordaré a Jesús, aquel rabino de hace dos mil años que retornó al padre, además de muchísimos otros que también lo hicieron. Es tan larga la lista que lo dejo para que cada uno recuerde a sus preferidos.

En mi ya avanzada edad y gracias a la actual esperanza de vida, solo tengo recorrido dos tercios de la misma, he conocido a infinidad de hijos de dioses. Tocados por manos divinas pero que lejos de proyectar estos dones en beneficio de los demás, fueron y son tentados por el demonio y las banalidades de los humanos. Solo usaron esos dones en beneficio propio. No personalizaré en ninguno de estos; muchos políticos que renunciaron a ese don en beneficio propio y en prejuicio de la sociedad, importantes actores y actrices que actuaron de igual manera, deportistas de élite etc. nombraré solo a algunos de estos hijos que yo he conocido, aunque desde muy lejos, y que estoy convencido que sí regresaron al padre y que en este momento, se me vienen a la cabeza; John Kennedy, Mahatma Gandhi, Fofó, John Lennon, Johan Cruyf.

Hoy tenemos infinidad de hijos de los dioses rendidos por el poder de la carne. Tenemos más falsos profetas que nunca y de lo que ya nos avisó aquel rabino.  Políticos que traían un mensaje al que dieron la vuelta apenas tocaron poder. Periodistas con alto poder para influir que se venden por lujos vulgares. Empresarios que han transformado sus empresas en solo un miembro más del Establisment y Agentes Sociales a los que prefiero no calificar.

La pregunta sería porque ahora esta reflexión y les explico; Los dioses que gobiernan nuestra sociedad están de vacaciones. Los dioses de la comunicación están de vacaciones, en la televisión o en la radio, solo programas enlatados. Los dioses del fútbol están de vacaciones, aunque podemos ver fútbol inglés, al parecer allí los futbolistas no son dioses. Dejando de lado estos seres tocados por el don divino, todo español que puede, los imita. Afortunadamente quedan personas que se acuerdan de sus congéneres de a pié y sobre todo de los muchos que viven con la única compañía de la soledad.  Afortunadamente, los bares se mantienen abiertos, en general salvo la tarde noche de Navidad y de fin de año como siempre ha sucedido. Continuará…