Socio Pedro Sánchez Quim Torra amenaza españoles
Quim Torra y Pedro Sánchez

“Estamos dispuestos a todo”

Si hay algo por lo que ha destacado el separatismo catalán a lo largo de su historia es por estar compuesto por cobardes. Mientras en 1934 los separatistas catalanes huían por las alcantarillas de Barcelona, en 2017 huían escondidos en coches rumbo a Bélgica, como el cobarde Puigdemont. Pero también han destacado por otra cosa, además de por su cobardía, han destacado por ser unos fanfarrones, como el actual presidente de la Generalidad y socio de gobierno de Pedro Sánchez, Quim Torra.

Torra, que no es más que un cobarde, un vividor y un fanfarrón. Se ha dedicado ha amenazar a España y a todos los españoles cada vez que ha tenido oportunidad. No esperen que este mequetrefe con cara de hogaza se atreva a poner en práctica sus fanfarronadas y sus amenazas él mismo, se juega mucho sueldo y una buena temporada en el sombra.

Pero sí lo hará a través de otros, también algo bastante habitual en el separatismo, los tontos mueven el árbol y ellos recogen las nueces. Y los tontos útiles y sin una pizca de cerebro son en este caso los CDR. El pasado 8 de diciembre, el pamplonas de Torra pronunció un discurso en tono guerracivilista y amenazador en lo que ellos llaman el Consell per la República.

Pero este fantasma no se ha dado cuenta de algo que ha sucedido hace una semana escasa en Andalucía. Los españoles ya nos hemos hartado y a su protector, Pedro Sánchez, le quedan poco más de dos telediarios al frente de la Moncloa. Quien elijamos para sustituir a Sánchez no va a ser ningún paniaguado cobarde como Sánchez y su antecesor porque entonces durará otros dos telediarios.

Un fantasma fanfarrón y amenazador como Torra va a acabar en prisión tarde o temprano. No se puede consentir que un personaje que vive de todos los españoles nos amenace, nos insulte y pretenda humillarnos día sí y día también. Le vamos a dar la oportunidad de hacer huelguitas de hambre en la cárcel como sus colegas ya encarcelados. Tiempo al tiempo. ¿Dispuestos a todo? Anda cobarde, ¿tú y cuántos más?