Álvaro Zancajo

Y bien que nos alegramos

Al final no todo vale, como bien dice Álvaro Zancajo en el tuit en el que muestra la sentencia judicial de la demanda que puso contra Televisión Española debido a su despido como director del Canal 24 horas.

Zancajo, fue despedido tras la llegada de la psoemita Rosa Mª Mateo por no comulgar con el pensamiento único que la Mateo quería imponer en el ente público. En esa sentencia se impone a TVE la obligación de reponer al periodista en sus anteriores condiciones de trabajo, además de obligar a la corporación a indemnizarle con 25.784 euros por daños y perjuicios.


Y qué quieren que les diga, que yo me alegro un montón por Álvaro Zancajo. Y me alegro porque me parece un gran profesional que ha demostrado una gran valentía al presentar esta demanda ante una injusticia como la cometida contra él, y contra tantos otros, por parte de este engendro servil y sectario llamado Rosa Mª Mateo.

Ahora que la Mateo vaya en plan digna y perdonavidas como va al Congreso. Ahora que vaya por la vida como que nunca ha roto un plato y que su gran interés es la viabilidad de TVE y su pluralidad. Ahora que nos cuente esta vendida que es independiente que, mientras tanto, la Justicia le irá pegando coscorrones por doquier.

Parece ser que TVE puede recurrir la sentencia. Ojalá lo haga y le caiga una más grande todavía por sectarios y por promover purgas injustas contra quien no piense como ellos digan.