Santiago Abascal repaso a Albert Rivera
Santiago Abascal y Albert Rivera

Las declaraciones de Rivera

Que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, es un político claramente venido a menos en los últimos tiempos es algo más que evidente. Su ridícula postura de poner a VOX y a Podemos en el mismo lugar le va a pasar factura en el futuro a su partido y eso es algo de lo que, parece mentira, pero no se da cuenta.

En unas recientes declaraciones en Libertad Digital, Rivera decía lo siguiente sobre el partido liderado por Santiago Abascal: “Nosotros priorizamos a los partidos que históricamente hemos defendido el constitucionalismo”. Tras esa afirmación, el veleta afirmaba que no englobaba ni a VOX ni a Podemos como tales partidos constitucionalistas.

La respuesta de Santiago Abascal no se hizo esperar tras semejantes afirmaciones del líder de Ciudadanos: “Tu obsesión por compararnos con Podemos te retrata. Que ya aburres @Albert_Rivera. Te crees Bismarck pero ves un extranjero y te postras, “petit Macron” henchido de cosmopaletismo. Sigue así. Yo prefiero seguir siendo un español de pueblo, sin complejos”.


La falta de visión y de estrategia política de Rivera le va a generar a su partido una auténtica hecatombe electoral. Sus complejos y sus ansias por intentar quedar bien con todo el mundo le van a pasar factura. Ya demostró no ser precisamente un lince cuando el PSOE presentó la moción de censura contra el PP, ahora está demostrando exactamente lo mismo.

La gente, los españoles, estamos hartos de partidos como acomplejados como el de Rivera. Incapaces de llamar a las cosas por su nombre y que se arriman al sol que más calienta con el único fin de conseguir votos para después hacer lo que les da la gana. Esa estrategia ya le costó muy cara al PP de Mariano Rajoy. Al PSOE de Pedro Sánchez le va a costar una auténtica debacle electoral y el problema de Rivera es que ni aún así se entera.

Muchos hemos pensado en alguna ocasión que Ciudadanos podría ser una buena opción electoral. Qué equivocados estábamos. Ciudadanos es el nuevo PSOE, pero en lugar de vestirse de rojo completo se visten de naranja. No son más que el mismo perro pero con distinto collar.