el capote de «Cacheta»
Cacheta dando el salto que lleva su nombre

La anécdota que os traemos en esta ocasión y titulada el capote de «Cacheta», es una simpática anécdota para finalizar este 2018. Dice así esta pequeña historia protagonizada por los diestros «el Gallo» y «Cacheta»:

<<En los días 7 y 8 de septiembre del año 1890 se celebraron en La Coruña dos corridas de toros, y en ambas tomaron parte y estoquearon un toro cada uno los matadores Fernando «el Gallo», «el Marinero», José Centeno, «Cacheta», «El Tortero» y «Jarana», este último, novillero todavía; un jurado nombrado al efecto debía otorgar un premio, consistente en un capote de paseo, al espada que mejor quedase en la muerte de sus toros, y el favorecido fué «Cacheta».

Pero ocurrió que la empresa echó en olvido la adquisición del capote que venía obligada a regalar, y sabedora de que «El Gallo» llevaba en su equipaje uno de sobra, le suplicó que se lo facilitara para salir del paso y exhibirlo en el palco donde el jurado tomaba asiento.

No puso Fernando ningún inconveniente, puesto que sólo se trataba de cubrir una fórmula; mas el jurado, que no estaba en el secreto, al otorgar el premio a «Cacheta», se apresuró a entregarle la prenda inmediatamente y con ella salió para Madrid, sin demora y sin que un humano poder le obligara a devolverla, pues decía que el capote era el premio concedido por un jurado y no quería saber nada más.

Dicho capote fué expuesto pocos días después en una tienda de Torralba, como reclamo de dos novilladas que entonces se verificaron en esa villa, dirigidas por el repetido «Cacheta», y Fernando «el Gallo» pasó «lo suyo» hasta que consiguió recuperar la prenda que había prestado al empresario de La Coruña>>.