Cojera y no cogida

Reproducimos otra anécdota taurina, esta vez protagonizada por Bombita y Guerrita y que hemos titulado cojera y no cogida. Dice así esta pequeña historia taurina:

<<Con fecha 24 de junio de 1899 se dió en Barcelona una corrida en la que «Guerrita», «Bombita» (Emilio) y «Conejito» dieron cuenta de tres toros de Miura, tres de Villamarta y tres de Otaolaurruchi, y el lidiado en quinto lugar, de Miura, llamado «Cojetero», cogió a «Bombita» y le produjo una cornada muy grave en la pierna izquierda.

Por la mañana, en el apartado, al conocer Emilio el nombre de aquel toro, y como si le asaltara un presentimiento, le dijo a Guerrita:

— Esto de «cojetero» no me gusta. ¿Será un anuncio de cogida?

Y cuando, terminado el espectáculo, fué «Guerrita» a la enfermería a interesarse por el estado del herido, le aclaró éste:

— Lo de «Cojetero» no quería decir cogida, sino cojera, pues dice el médico que puede que de ésta me quede cojo.

Afortunadamente no fué así: pero aquel percance señaló el principio de su decadencia>>.