Ceuta y Melilla

No comprendo cómo después de muchos años, muchísimos, estamos viendo a migrantes, nigerianos, marroquíes o argelinos un día si otro no, asaltando Ceuta, bien sea por el vallado o por barco que cuando llegan a destino, muchos de ellos son laminados al llegar a la orilla, descamisados, sin fuerzas, algunos de ellos mueren en la arena de sus playas.

Hay ciudades españolas que están dejadas por los Gobiernos de España, son Ceuta y Melilla. La Guardia Civil ha detenido  al patrón de una embarcación por sacar de esta ciudad a 25 migrantes en el estrecho para pasarlo a  la península siendo interceptada por la Guardia Civil, llevándoles de vuelta en la embarcación neumática que llevaban   de regreso a Ceuta. Un día sí y el otro también vemos a estos migrantes asaltando esta ciudad española. Los diarios de Ceuta manifiestan que unas horas antes de esta huida la benemérita, en la madrugada de esta Navidad fue interceptada una nueva lancha entrando  en puerto a 11 migrantes  todos marroquíes. Me atrevo en decir que el barrio del príncipe de esta ciudad es uno de los más peligrosos de España, por cierto, aunque parezca mentira por las autoridades españolas por el poco aprecio que se les hace, los tienen olvidados. En  este barrio se mueve la violencia  donde se ha hecho siempre la vista gorda, o mejor dicho gordísima, donde no hay huevos para pisar la `primera cuesta.

Para el presidente de la Ciudad Autónoma “es fundamental para Ceuta, para el resto de España y para Europa” que exista está buena vecindad y por eso se reconoce “defensor” de la buena relación con Marruecos, pero también señala que a quien le corresponde recabar de Marruecos la necesaria colaboración es al Gobierno de la nación. “Se lo dije al presidente Rajoy y se lo he dicho al presidente Sánchez, hay que activar esos protocolos”, recordaba Vivas, que ha reiterado en diversas ocasiones que “donde mejor están los menores es con su gente, con su familia y en su tierra”. No creo que estas palabras por un periódico local haya que hacerle alguna enmienda.  Resulta que el Presidente Autonómico de Melilla don Juan José Imbroda le ha echado un órdago a Sánchez donde le ha comunicado lo siguiente. “advierte al Presidente de España de que la “va a liar” si no incluye en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 la partida de 300 millones de euros para la ampliación del Puerto melillense que ya estaba fijada por el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy, y afirma que sospecha que “ese dinero irá a separatistas de Cataluña”. En cuanto a los MENAS (de Menores Extranjeros No Acompañados) en Melilla hay 3.000 niños de estos llamados Mena deambulando por las calles, mientras que en Ceuta—por no conocer la cifra actualmente había en el año  2016,  700 niños. Eso sí, todos estos están  recogidos, y otros deambulando por sus calles,  aunque en algunas ocasiones burlan a las autoridades escapándose  a la calle.

¿Dónde están los organismos oficiales como Unicef  que es la fuerza que contribuye a que los niños tengan consagrados sus derechos humanos? ¿Dónde  está el observatorio para  la infancia del Ministro de Sanidad y Consumo? ¿Que hace a todo esto?  Ceuta y Melilla son dos ciudades españolas arrinconadas por unos imperfectos políticos que juegan al gato y al ratón.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL