Brindando por el rey muerto

Compartimos una simpática anécdota protagonizada por el maestro Sánchez Mejías en una corrida de toros que fue presidida por el Rey de España Alfonso XIII. La anécdota, que hemos titulado Brindando por el rey muerto, dice así:

<<El 27 de junio de 1930 se celebró en Barcelona la corrida a beneficio de la Asociación de la Prensa, con los diestros Rafael «el Gallo», Belmonte, Sánchez Mejías y «Chicuelo», y ocho toros de Gamero Cívico, a cuya corrida asistió el rey don Alfonso XIII.

Cuando éste llegó a la Plaza había empezado Sánchez Mejías su primera faena, y cuando se dispuso a realizar la segunda acababa de ausentarse el monarca; de manera es que no pudo brindarle ninguno de sus toros. (Origen del descabello o espada de cruceta)

Pero no queriendo quedarse sin brindar, se dirigió a la localidad que ocupaba el presidente del Club Joselito, diestro muerto trágicamente el mes anterior, y dijo:

– Puesto que todos han brindado por el rey vivo, yo brindo ahora por el recuerdo del rey muerto>>.