Viva la madre que nos parió

Siempre he dicho y creo que no me equivoco—y por desgracia no tengo abuelas— que las encuestas son todas, o al menos, si no son interesadas  las preguntas que se les hacen a los entrevistados tiene sus migas y torreznos. Todo tiene su manipulación, la tenemos en los alimentos, en las noticias en las que se oyen y en las escritas. Las tenemos también en los prefacios   y en sus desenlaces e incluso en los medicamentos y ahora según se lee, hasta en la miel.

Una senderista se paseaba por unos bosques. El otoño estaba en todo su esplendor con una exuberante vegetación, dando pruebas de ello las hojas de los árboles  tapizaban los suelos de sus parterres, esto invitaba a que aquella excursionista saliese a dar un paseo con sus dos perros. De pronto una hambrienta y ligera  ave rapaz quiso llevarse en sus garras a uno de sus chuchos, la andarina mujer le echó valor  y a causa de  sus arrestos aquél ave  soltó a su presa, dejando heridas en el perro y en su dueña. Aquí en Andalucía puede pasar de todo, hasta las águilas roban. No deseo comentar todo tipo de manipulaciones   que aún siguen volando por  esta tierra de María Santísima que es Andalucía, todo es manipulable, aquí no importa que los ERE aún no se han terminado. Ni tampoco  del asunto de los dineros que se entregaron para el estudio del clítoris y la historia de los pies zambos de los hombres de color.  Como así mismo, ni el asunto de Don Manuel Chaves, de aquél río tinto que se salió de su cauce, ni de los 350 mil euros para mantelerías de una embajada y las 150 mil  tarjetas  fraudulentas de la SS falsas y 800 mil tarjetas de beneficiarios de la SS, cuando no estaban dados de alta y donde una tercera parte de estas tarjetas eran para pensionistas.

También hay que recordar los euros gastados con dinero del erario público en divertimentos en discotecas y francachelas, para entendernos prostíbulos o burdeles. O la noticia, algo lejanas pero que tiene su recorrido  corto, donde el partido de la rosa, ese que se juega ahora los votos para seguir peor de lo que estábamos, colmó a manos llenas a Marruecos de 635.762 euros para limpiar los causes del rio Loukkos de Larache, Mientras tanto nuestros ríos se desbordan  llenándonos de todo tipo de légamos de malos olores. Los descamisados amigos del Guerra—no mi paisano el ilustre torero—dejó cierto día esta frase: “el día en que nos vayamos de España no la va a conocer ni la madre que la parió”. Esta frase la dijo hace tiempo, pero él aún sigue aquí entre nosotros.

He leído en ABC, que ”El 88% de los andaluces ven enchufismo en la Junta y que El Gobierno de Susana Díaz defrauda a la mayoría de los encuestados, mientras que el 78 por ciento cree que es permisivo con la corrupción” o que el “El 65 por ciento de los encuestados cree que la sanidad ha empeorado”. Como he dicho antes, no me creo mucho las encuestas, la gente calla cuando la boca la tiene llena. Viendo el corral se pueden  ver los  pájaros  que hay—siempre y cuando sepan leer—esto es lo que ofrece la Junta de Andalucía. “Alea jacta est” los dados están echados. Señoras y señores, jóvenes y jóvenes,  la suerte está echada.