Vista Dani Mateo juez
Dani Mateo y El Gran Wyoming en El Intermedio

El artículo del diario El Mundo es realmente sorprendente

En el día de ayer, Dani Mateo acudió a los juzgados de la Plaza de Castilla a declarar por su sketch en el que se sonaba los mocos con la bandera de España. El chico de los recados de Wyoming se acogió a su derecho de no declarar y, tal y como entró en los juzgados, volvió a salir.

La crónica que el diario El Mundo hace de esta “no declaración” de Mateo es realmente sorprendente. En lugar de hacer una crónica sobre lo que sucedió, o no sucedió en el juzgado, lo que hacen es una crítica al juez encargado del caso, Adolfo Carretero. Tras hacer un exhaustivo recorrido por sus lazos familiares y vitales llegan a hacer un comentario que deja a uno totalmente anonadado:

Si los denunciantes de Mateo, la central Alternativa Sindical de Policía, hubieran planeado qué juez de Plaza de Castilla le interesaba más que se encargara de la causa, en qué casilla del bingo judicial debía caer la bolita de su denuncia (que no querella), es probable que no hubiera muchas opciones mejores, para sus intereses, que la de Carretero, un magistrado encuadrado en el ala más conservadora de la moderada asociación sindical Francisco de Vitoria, con fama de implacable, y con vínculo familiar pepero.

En España estamos muy mal acostumbrados

Es decir, la crónica de este diario viene a decir que dado el historial y los vínculos familiares del juez, lo más normal es que a Mateo le caiga la del pulpo, no por haber incumplido una ley, sino por el historial del juez. Llegan a decir incluso que una de las frases favoritas del juez es “la ley es blanda porque no se aplica”.

Lo que pasa es que el delito por el que Mateo está denunciado, ultraje a la bandera y delito de odio, es un delito que en España comete demasiada gente y por el que casi nadie es denunciado y mucho menos condenada. Eso es algo que en esta sorprendente crónica pasan por alto. Ellos se centran más en quién es el juez por si Dani Mateo es condenado por algo la vista de todos se vuelva hacia el juez.

Es que claro, este juez es hermano de tal, hijo de cual y cuñado de Pascual, por eso le han condenado. Clama al cielo que haya artículos como este que ponen al juez en el punto de mira de la opinión pública incluso antes de que tome ninguna decisión. Esto huele a un vergonzoso afán de influir y de presionar. Vergüenza debería darles.

Enlace directo al artículo: El juez del ‘Caso Dani Mateo’, hermano de un alto cargo de Esperanza Aguirre e Ignacio González.