presupuestos

Hace unos días nuestro actual presidente del Gobierno hablaba de una subida del salario mínimo, la cual haría “con o sin el apoyo del Partido Popular y Ciudadanos”, también en este mismo día se atrevía garantizar una revalorización de las pensiones en 2019 aún sin los presupuestos aprobados.

¿Cómo puede ser esto? Muy fácil, aun sin presupuestos aprobados el gobierno puede hacer de urgencia partidas adicionales para cuestiones específicas a través de decretos ley y así de esta manera Pedro Sánchez aguantará la legislatura y poder sacar adelante algunas medidas progresistas que él y su ejecutivo tienen en mente.

No debemos olvidar que los presupuestos generales del Estado son la base sobre la que se moverá la economía del Estado durante el año. Sus aspectos básicos están recogidos en el artículo 134 de La Constitución.

Parece que este tema sea de poca importancia y seguramente algunos no entiendan la relevancia de su aprobación, pero es tan simple como que sin la aprobación de estos presupuestos poco se puede hacer, ya que cualquier ministerio o administración necesita de los presupuestos para que los planes salgan adelante.

Sánchez necesita de apoyos dentro del hemiciclo ya que los presupuestos necesitan de una mayoría absoluta. Pues bien, parece que el presidente ha estado haciendo los deberes ya que cuenta con ciertos aliados como son PDeCAT, ERC, o PNV, aunque los independentistas catalanes ya dejaron bien claro que ellos no apoyarían los presupuestos, pero si ciertas medidas, que es lo que por ahora le va viniendo bien al grupo socialista.

Todo esto y desde un punto de vista mundano, no es más que una simple artimaña a la que se aferra el señor Sánchez para agotar la legislatura, para no enfrentarse a las urnas, sabe que no está ahí por elección del pueblo si no por una medida constitucional. Porque señores y señoras seamos realistas, el poder y la Moncloa gustan mucho y la foto con otros presidentes en la puerta de esa gran casa queda muy bonita en el periódico y el currículum.

Un artículo de Laura Vidal