Ortega Lara Murcia
Titular de El Mundo el día del rescate de Ortega Lara

Cobardes

Con motivo de un acto que VOX celebraba en Murcia, los cobardes habituales de la extrema izquierda más basurienta y putrefacta, se concentraron para intentar boicotear ese acto.

Los chavalotes “antifas”, tan prudentes e inteligentes ellos, se dedicaron a gritar lemas tales como “facha, pardillo, tu boca en el bordillo”,”Ortega Lara, de vuelta al zulo”,”sin piernas y sin brazos, fascistas a pedazos”,”os mataremos como en Paracuellos”, o “independencia para Cataluña”.

Esta escoria con patas y con ojos, que no preocupa a la prensa tanto como que dos chicos le pregunten a Willy Toledo que por qué insulta a España o por qué desea que acaben con ellos a hostias, no son más que unos cobardes miserables. Mentes alienadas que no tienen otra habilidad que mover los dedos para jugar a la Play o para teclear consignas rancias en su móvil pagado por papá.

Le gritan que a Ortega Lara que tendría que estar de vuelta al zulo, seres sin oficio y sin beneficio que no habrían aguantado ni una décima parte de lo que aguantó Ortega Lara. Ratas que son incapaces de moverse solas por el mundo y que necesitan del amparo de una mugrienta muchedumbre para proclamar sus consignas porque solos nunca son nada.

Lo que pasó en el 36

A lo largo de mi vida me he preguntado en muchas ocasiones cómo fue posible que en el 36 pasara lo que pasó. La historia se repite por desgracia en más ocasiones de las que muchos quisiéramos y ahora lo estoy viendo claro. No se puede aguantar, no se puede permitir, que morralla con patas, que no ha visto un libro ni de cerca, pretenda obligarnos a pensar a los demás como ellos quieran.

No se puede permitir que la mayoritaria prensa del régimen les vea y nos lo venda como unos chicos un poco maleducados a los que tacha cariñosamente como de “antifas”. Ni son antifas, ni son unos pobres chicos. Son un rebaño de pobres borregos que nunca piensa por iniciativa propia y que sería capaz de matar por unas ideas, sus gritos así lo demuestran. Son unos cobardes que uno por uno no se atreven con nada y que solo son valientes cuando van en manada.

No son “antifas”, son comunistas. Y esto, lo que están haciendo, no es más que lo que ha sido el comunismo a lo largo de su historia, el movimiento ideológico más represor y violento que ha existido y existirá. ¿Y estos ataques los condena alguien? Ni PP, ni PSOE, ni la prensa de la publicidad institucional. Son todos unos acomplejados, unos vendidos y unos vividores.