Ley LGTBI adoctrinar niños criminalizar hombres Valencia
Ley mordaza LGTBI

Ahora le ha tocado al Reino de Valencia

El lobby LGTBI no deja de avanzar en España. La reunión que tuvo -nada más instalarse en la Moncloa- Pedro Sánchez, con su Amo, el multimillonario judío George Soros, sigue dando sus frutos en todas y cada una de las instrucciones que recibió “El Okupa” en relación con la instauración de su agenda globalista de cara al Nuevo Orden Mundial.

Esta afirmación no es ninguna teoría conspiratoria lanzada por La Tribuna de España y, muy al contrario, se trata de una constatación en todas las órdenes recibidas por el sumiso presidente del Gobierno de España: islamización progresiva, apertura a la inmigración descontrolada, descristianización de la sociedad, revisión de la reciente historia de España para imponer una versión falsificada y única, que se convierta en Dogma de Fe Democrática y criminalice ¡haste el ingreso en prisión! a cualquiera que se atreva a cuestionarla, desintegración territorial de la unidad de España e imposición de la ideología de género con la sumisión a los intereses perversos del feminismo más radical y del poderoso colectivo LGTBI que, incluso, pretende que la pederastia sea admitida como otra opción sexual más.

La mal llamada Comunidad Valenciana, el histórico Reino de Valencia, es la próxima víctima del colectivo LGTBI y de la imposición -con jurisprudencia y normativa legal incluída- de la ideología de género.

Desde ahora, oficialmente, en el Reino de Valencia ya no son iguales ante la ley los hombres y las mujeres

Oficialmente, en el Reino de Valencia, mujeres y hombres ya no son iguales lante la ley: una agresión de uno a otro tendrá muy diferente penalización jurídica si es el varón quien agrede, algo que va contra la igualdad ante la ley, consagrada en la Constitución y en la doctrina jurídica española y de cualquier estado de derecho.

Cualquier agresión contra una mujer por parte de un hombre recibirá mayor condena debido a la “agravante de género”, según la doctrina que ha establecido la Sala Segunda del Tribunal Supremo en una sentencia emitida el lunes de esta semana. Para aplicar este fundamento jurídico se requiere que “en el autor del delito concurra un ánimo de mostrar su superioridad frente a la víctima mujer y demostrarle que ésta es inferior por el mero hecho de serlo”, explica la ponencia del magistrado Julián Sánchez Melgar.

“La agravante por razón de género se fundamenta, precisamente, en la discriminación que sufre la mujer en atención al género, y ello con independencia de la existencia o no de una relación de pareja entre la víctima y el sujeto activo”.

Para “ampliar la protección de los derechos de las mujeres frente a la criminalidad basada en razones de género”, la agravante de género se podrá aplicar en todas las acciones que hagan que la mujer se sienta “una pertenencia o posesión en ese momento del agresor, llegando a desconocerse las condiciones de igualdad que entre todos los seres humanos debe darse y presidir las acciones de los unos para con los otros”.

Enseñar a niños menores de 6 años a estimular sus órganos erógenos y a masturbarse a adolescentes

Hasta dónde llega la perversidad de esta ideología de género aplicada a las aulas que, en su diseño ¿formativo? habla de enseñar a los niños ¡entre 3 y 6 años! a estimular sus órganos erógenos.

Así mismo, este protocolo escolar fuera de toda moral y de todo sentido común, contempla las actividades ¿educativas? para adolescentes entre 13 y 15 años entre las que se encuentra la discusión sobre si prefieren la masturbación individual o en grupo o si se sienten a gusto con su “género”.

Tal amoral disparate ya está siendo combatido por asociaciones de padres de alumnos del Reino de Valencia que están distribuyendo el siguiente documento para que los padres se nieguen a que sus hijos sean adoctrinados en la perversa ideología de género dictada por miembros del colectivo LGTBI.

Así las cosas, la Generalidad Valenciana (presidida por Chimo Puig del PSOE pero mandada por la malvada Mónica Oltra, del catalanista y separatista partido Compromís) ha ofrecido al Colectivo Lamba (versión valenciana del poder LGTBI) la redacción de los protocolos de educación sexual en ideología de género.

Artículo publicado por La Tribuna de España