no tiene arreglo

Estoy seguro de que quienes me conocen, tan solo con leer el título, saben que me voy a referir al cateto, plagiador, embustero y perdedor de todas las elecciones. Y es que, no puede pasar un solo día sin que este hombre dé motivos suficientes para demostrar que no es un buen patriota y que tampoco tiene ni pajolera idea de lo que es la política decente.

Hasta ahora ha demostrado que su proyecto único es publicitarse con arteras y horteras artes, pensando equivocadamente que los españoles (incluso sus seguidores) somos tontos de remate y nos puede engañar cualquier trilero. La última barrabasada ha consistido en tratar de impedir (criticando y haciendo que sus compinches le sigan) a unos pacíficos patriotas que tan solo querían mostrar con toda rotundidad su respeto y adhesión a nuestra Guardia Civil; una de las instituciones mejor valoradas por el conjunto del pueblo español.

Y lo hizo, sin esconderse y mintiendo acerca de las intenciones de los participantes que no eran otras que las ya referidas y las de no “arrugarse” ante los proetarras que querían reventar a pacíficos patriotas, insultándoles y poniéndoles todos los inconvenientes para que desistieran de su actitud. La “bajada de pantalones” del presidente del Gobierno ante Podemos y el silencio -más que sospechoso- de Felipe González y los muchos varones contrarios a este iluminado (que ha adelantado a Zapatero en sus fechorías) me hacen pensar que el inquilino de La Moncloa no tiene arreglo.

Ante esta situación, solo nos queda tener los ojos bien abiertos a la hora de votar para que no caigamos nunca más en las fauces equivocadas.