Movimiento Femenino por la Igualdad Real
Movimiento Femenino por la Igualdad Real (Facebook)

Los hombres y las mujeres no somos enemigos

La base fundamental para el crecimiento de la extrema izquierda en cualquier país a lo largo de la historia es buscar siempre un enemigo. La mayoría de las veces era un enemigo ficticio y falso, las consecuencias para ese país, que acababa sucumbiendo ante los dogmas de esa extrema izquierda, siempre ha sido el desastre.

En España, esa búsqueda del enemigo lleva planteándose desde hace años. Se intenta convertir a la familia en enemigo de la persona, al hombre en enemigo de la mujer, al heterosexual en enemigo del homosexual, al omnívoro en enemigo del vegetariano…y así hasta el infinito. El único fin que pretende la extrema izquierda con esta “búsqueda de enemigos” es conseguir la división en la sociedad y convertirse ellos en los salvadores y la única opción para acabar con ese supuesto enemigo.

Desde que el indeseable ex-presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fuera elegido presidente, buscó esa división en varios ámbitos, con la Ley de Memoria Histórica, con el matrimonio homosexual y con la Ley de Violencia de Género. En todas esas leyes hay una premisa común, unos son los buenos y otros los malos. Si no estás de acuerdo con que a la unión de una pareja homosexual se le llame matrimonio, eres un homófobo. Si no crees que exista solo una historia parcial en la que los buenos solo sean unos y los malos otros, eres un fascista. Y si no crees que la violencia en la pareja solo exista de parte del hombre y no consideras que la simple palabra de una mujer tenga por qué condenar al hombre, eres un machista.

Pasados los años estamos sufriendo como nunca las consecuencias de las leyes promulgadas por ese innombrable llamado llamado Zapatero. El varón, blanco, heterosexual y de derechas es una especie a extinguir, un auténtico peligro para la sociedad. Machista, fascista y homófobo. Pero el asunto se ha pasado demasiado de rosca y las consecuencias están siendo terribles y evidentes incluso para las mujeres. Madres, hermanas, esposas, tías o simplemente amigas de hombres a los que la injusta Ley de Violencia de Género está o hundiendo su vida o, simplemente, acabando con ella.

Movimiento Femenino por la Igualdad Real

Existe una página en Facebook llamada Movimiento Femenino por la Igualdad RealEsta página, creada por mujeres, lucha contra la estigmatización, persecución, acoso y derribo que está sufriendo el hombre en España. Esta página lucha por la igualdad real y no por esa asquerosa discriminación positiva que provoca una desigualdad mucho más grave y que está acabando con el futuro de muchos hombres, incluso saltándose una norma básica de la Constitución Española: “Todos somos iguales ante la Ley”.

La página tiene más de 17.000 seguidores y yo me he convertido en uno de ellos. Da gusto que haya mujeres valientes como las creadoras de esta página. Mujeres a las que les da igual lo que digan de ellas, alentado por partidos políticos y medios de comunicación al servicio de la publicidad institucional. Mujeres que quieren la igualdad real. Mujeres que se declaran femeninas y no feministas. Mujeres que creen algo muy básico que parece mentira que sea tan difícil de conseguir que crea todo el mundo: los hombres y las mujeres no somos enemigos.

Decía Chesterton que llegaría el día en el que habría que desenvainar una espada por afirmar que el pasto es verde. Bien ese día ha llegado hace mucho tiempo, vivimos instalados en él como si se tratara de un auténtico día de la marmota.