pablo iglesias

Estos podemitas no pierden oportunidad para criticar las fiestas españolas, para ellos las festividades tradicionales de este país son parte de la casta, de aquello contra lo que ellos hacen política. También critica a los Estados Unidos y demás países anglosajones. Pero curiosamente no dejan de celebrar Halloween, por muy yanki que sea esa festividad.

Y eso es lo que cuenta hoy Periodista Digital. Resulta que Pablo Iglesias e Irene Montero han celebrado en su mansión de Galapagar la festividad de Halloween, fiesta a la que acudieron en la noche del terror numerosos familiares, compañeros de partido y amigos.

Una fiesta que los guardias civiles que custodian la mansión del líder podemita tuvieron que soportar en la calle, a grados bajo cero. Y ninguno de los asistentes tuvo el detalle de salir a ofrecer algo a los agentes que estaban fuera de la mansión. No les ofrecieron ningún manjar de los que a buen seguro degustaron. Algo que demuetra la poca catadura moral de esta gente.

Como bien dice Peridista Digital los agentes de la Guardia Civil recordarán esta noche en la que los señoritos de Podemos disfrutaron mientras ellos pasaban frío. Es verdad que es su trabajo y estoy seguro que lo harán con la máxima diligencia y profesionalidad, pero también es verdad que Pablo Iglesias e Irene Montero deberían haber tenido algún detalle con los que vigilan su hogar.