La diferencia entre la Reina Sofía y la Reina Letizia
La Reina Letizia durante el acto

Muy bien la princesa Leonor

Las primeras palabras en un acto institucional y en público de la princesa Leonor me han gustado. Me ha parecido una niña muy bien preparada, que ha sabido estar y que ha hablado en público de una forma casi perfecta, si tenemos en cuenta su edad.

Lo que ya no me ha parecido tan bien es la actitud de su madre. La Reina Letizia parecía encontrarse en la función del cole de su hija. Nos ha mostrado a todos una cara difícil de disimular a la que solo le ha faltado decir “es mi hija” y a la que solo le ha faltado levantarse de su asiento para grabar con el móvil el discurso de su hija.


La inevitable comparación con la Reina Sofía

Y viendo esa indisimulada pasión de madre, me viene a la cabeza la actitud, el comportamiento y el saber estar de la Reina Sofía cuando el ahora Rey de España, Felipe, realizó su primera intervención pública cuando era príncipe de Asturias.

Bajo mi punto de vista existe una gran diferencia entre la Reina Letizia y la Reina Sofía. Sofía era consciente en todo momento cual debía ser su actitud y su comportamiento, Letizia en muchas ocasiones no lo es y eso nos lo ha demostrado desde el primer día, el día que se hizo oficial su compromiso con el Rey y le interrumpió o, recientemente, su comportamiento con la Reina Sofía en el famoso vídeo de la Catedral de Palma.

Yo no soy monárquico pero tampoco soy republicano en la forma en la que es entendido el hecho de ser republicano en España, que no es otra que con gobiernos de frentes populares, checas y similares. Creo que en estos tiempos tenemos que defender la monarquía para protegernos de la extrema izquierda, comunistas, golpistas y proetarras que solo quieren acabar con la monarquía para acabar con todo y tomar el poder al asalto.

Pero la monarquía no solo la debemos defender los españoles que estemos de acuerdo con ella, también se debe hacer desde la propia monarquía, desde la propia Familia Real. Tener una Reina republicana y del lado contrario no es la mejor forma de hacerlo, ha sido un gran error de la Familia Real. Otro más.