Audiencia de TVE cae Rosa Mª Mateo
Rosa María Mateo

Se veía venir

Las cifras cantan y la sectaria gestión de Rosa Mª Mateo al frente de TVE se está viendo reflejada en ellas. Según datos publicados recogidos por Kantar Media y publicados por Economía Digital, La 1 tiene un patético 10% de cuota de pantalla hasta el 22 de noviembre perdiendo una décima con respecto al mismo mes del año pasado.

El canal 24 horas, dirigido ahora por Cristina Ónega, ha pasado al 0,8% de cuota de pantalla, perdiendo en este caso un 0,4% con respecto al año pasado. Los telediarios ya están por debajo de los de Antena 3 y Telecinco y los informativos durante la etapa de Rosa Mª Mateo al frente de TVE nunca han superado los dos millones de espectadores. Cifra habitual en el periodo anterior.

El dinero del contribuyente tirado a la basura

El caso de TVE es solo uno más en el que el dinero del contribuyente es tirado directamente a la basura. Los socialistas, y ahora también los podemitas, han sido siempre fieles a esa máxima de Carmen Calvo que dice que el dinero público no es de nadie. Su gestión al frente de TVE solo es una forma más de demostrarlo.

Viven instalados en el sectarismo y Rosa Mª Mateo ha interpretado ese sectarismo habitual en la extrema izquierda a la perfección. No le importa la profesionalidad de las personas que trabajen en TVE, solo les importa su ideología a pesar de que basarse solo en eso signifique dilapidar el dinero de todos, a ellos eso les da igual.

Los ciudadanos nunca hemos pedido cuentas de lo que se ha hecho con el dinero que nos quita el estado y que tanto nos cuesta ganar. Pero deberíamos empezar a hacerlo. Cada vez es más evidente que a toda esta mugre que nos gobierna en estos momentos ese es un asunto que le trae directamente sin cuidado. Su única intención es intentar meternos su ideología en nuestros cerebros hasta con calzador.

Estas vergonzosas cifras, que solo demuestran el desprecio del ciudadano hacia estas prácticas, deberían hacerles sonrojar. Pero en este caso eso es imposible, cuando no hay vergüenza alguna es imposible que alguien se sonroje por algo. Y esto es lo que le pasa a Rosa Mª Mateo, a Podemos y al PSOE, que no han visto la vergüenza de cerca en su vida.