juez marchena

En días anteriores y tras el mercadeo entre partidos que trascendió desde los medios de comunicación a la opinión publica sobre la elección de los miembros del Consejo Superior de Poder Judicial, hice un recordatorio sobre los orígenes de la teoría de la independencia de los tres poderes, formula necesaria para garantizar el razonable funcionamiento de un sistema democrático. De cómo Montesquieu  lidero a ilustres señores del siglo XVIII, hasta desarrollar la teoría de “Los poderes y los contrapoderes”  fórmula que garantiza nuestra constitución. De cómo el PSOE prostituyo la misma con una ley en este sentido en 1.985, cuando se aumento la participación de los partidos políticos en la elección de los componentes de Consejo Superior del Poder Judicial y que dio lugar a la célebre frase de Alfonso Guerra, aquella de que “Montesquieu es un señor que murió hace mucho tiempo”.

Ayer 20 de noviembre, nos despertamos con un gran acto de valentía de un señor que, además, es juez. Un juez de un más que reconocido prestigio; el magistrado Marchena. Que en España hay muchos jueces honestos, no creo que nadie lo ponga en duda, igual que en otros muchos colectivos. Pero a pesar de existir esta honestidad entre los jueces, nuestro poder judicial como colectivo, refleja muchísimas dudas y como consecuencia; una democracia… de baja calidad.

Es verdad que hoy el Partido Popular ha roto el pacto existente con el PSOE y como consecuencia de la renuncia del magistrado Marchena, aunque Pablo Casado lo ha motivado por la injerencia e imposición del partido del gobierno de dos miembros con desmedidos tintes políticos. Hemos escuchado infinidad de valoraciones de todo tipo sobre el pacto que acaba de romperse. Como en todo, cada uno hará su valoración sobre lo ocurrido. Que partido miente, que partido dice la verdad o cual de ellos ha mirado por los intereses de España. Al debate le queda mucho recorrido. Pero, todo eso ha quedado en un segundo plano.

Soy de los últimos que hizo el servicio militar. En la cartilla que me dieron y que aún conservo, se hace una valoración de mis actitudes como  soldado. En ella figura el Valor y a la hora de puntuarlo de forma genérica en todos los soldados dice “se le supone” Llevamos muchos años suponiéndose el valor. En España se ha producido un gran acontecimiento que no se daba desde hace mucho y que sería necesario que se diera con más frecuencia. Ha habido un gran acto de valentía demostrado y lo ha protagonizado el juez Marchena.

Contenido patrocinado:
Artículo anteriorUnión Europea, crónica de una muerte anunciada
Artículo siguienteFrancisco Franco, más ¡Presente! que nunca
Faustino Tomares
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.