Según consta en documentación obrante en los archivos del Ayuntamiento de Bilbao, las fiestas taurinas en esta ciudad dieron inicio en el año 1727. Y rápidamente los festejos de toros y novillos se empezaron a celebrar en toda la provincia vizcaína, produciéndose en 1884 la orden que se cuenta más abajo. Este fue el inicio de las fiestas taurinas en Vizcaya:

<<En el año 1727 comenzaron en Bilbao las corridas de toros y novillos, en la octava del Corpus, según dice un acuerdo del Ayuntamiento contestando a ciertas preguntas del Gobierno Supremo.

Y tanto arraigó luego la afición en el antiguo señorío, que en 1884 dirigió el gobernador de la provincia una circular a los alcaldes prohibiendo la celebración de tales fiestas cuando no estuviesen satisfechas en la localidad las atenciones de primera enseñanza>>.